Revista Ecclesia » En Valencia, clausura de las Jornadas sobre la caridad
osoro
Iglesia en España

En Valencia, clausura de las Jornadas sobre la caridad

En Valencia, clausura de las Jornadas sobre la caridad

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro Sierra, sin descanso de su retorno de la “Visita Ad Limina” ha pronunciado la conferencia “Santo Tomás de Villanueva y la pobreza” con la que se han clausurado las jornadas formativas sobre la Teología de la Caridad dirigidas a sacerdotes y organizadas por Cáritas Diocesana de Valencia.

La conferencia de monseñor Osoro ha tenido efecto en el Colegio Mayor Santo Tomás de Villanueva, ubicado en la calle Pintor Sorolla, 15B, de Valencia

Las jornadas, que llevaron por lema “Id y testimoniad que el reino está cerca”, fueron inauguradas por el obispo de Barbastro-Monzón y delegado de la Conferencia Episcopal para Cáritas Española, monseñor Alfonso Millán, que impartió la ponencia “Una visión sobre la actualidad de Cáritas”. Igualmente, participó el arzobispo de Tánger, monseñor Santiago Agrelo, que ofreció la conferencia “Decir Amar para decir Evangelizar”

Monseñor Carlos Osoro ha centrado su atención en “la viva” caridad del santo arzobispo Valenciano quien en1544 llega a Valencia, uno de las poblaciones más habitadas unos 450.000. Esta situación “trae grandes marginaciones”. Aquí se están poniendo los cimientos de la modernidad. El Santo Arzobispo pone su vista en expresiones vivas que manifiesten el amor de Dios en aquellos hombres necesitados. “Su entrada en Valencia no quiere ser protocolaria, sino con signos. Un traje de paño y un sombrero viejo, pasa del cojín de terciopelo y apartando lo se arrodilla en el suelo y lo besa. Visita la cárcel y pregunta si algún eclesiástico la ha habitado, y al decir que sí se llena de amargura.”

Romperá la costumbre de los obispos anteriores y se queda a vivir en la Diócesis y comienza a modificar comportamientos y cambios en la diócesis para ello convoca un Sínodo para reformar algunos abusos.

“La caridad descrita en la parábola del Buen Samaritano, ha descrito monseñor Osoro, tiene una expresión histórica en Valencia y una encarnación viva en Santo Tomás de Villanueva. Nuestra gran tarea es bajar de Jerusalén y caminar a Jericó lo que presenta dar a Dios al pueblo. Tenemos que descubrir el amor de Dios a su pueblo. En el camino encontraremos muchas cosas pero por encima de todo están los seres humanos. En el camino podemos ser salteadores de hombres o constructores del amor de Dios. El hombre es el centro de todo, y ha sido creado por El. Los ha creado mujer y hombre”.

La caridad que entiende, vive y alimenta Santo Tomás es una expresión histórica que supera todas las capacidades y que encuentra su modo singular y único de manifestarse en el Misterio de la Encarnación.  La caridad es quien da el ser, la identidad ontológica, la expresión más bella del ser humano”.

Por Antonio DIAZ TORTAJADA, sacerdote-periodista



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa