Iglesia en España

En Toledo el IV Escuela de Formación del Voluntariado de Cáritas

En Toledo el IV Escuela de Formación del Voluntariado de Cáritas

José María Espinar, secretario general de Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta: “A la luz de un donativo no podemos cambiar nuestra identidad: Cáritas es la Iglesia”

Crónica de la IV Escuela de Formación del Voluntariado de Cáritas. Reunió a más de 220 voluntarios que reflexionaron sobre los nuevos desafíos de la Iglesia en la sociedad actual.

Más de 220 voluntarios de Cáritas Diocesana de Toledo participaron en la IV Escuela de Formación del Voluntariado, que tuvo lugar este sábado, 18 de noviembre, en el Salón de Actos del Colegio “Nuestra Señora de los Infantes” de Toledo. El secretario general de Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta, José María Espinar, fue el encargado de presentar las ponencias de este encuentro, en el que se reflexionó de tres grandes temas: los “Cambios y retos de la Iglesia en España, hoy”; de los “Cambios y retos de Cáritas, hoy”, y de los retos de la inmigración.

El director de Cáritas Diocesana de Toledo, Antonio Espíldora, presentó esta IV Escuela que se enmarca dentro de la línea estratégica de Cáritas en Toledo, iniciada con el Proyecto Diakonía, de un cambio en el modelo de acogida y atención de Cáritas.

José María Espinar realizó una exposición muy práctica y sencilla invitando a reflexionar a todos los presentes de “¿Por qué estamos en Cáritas? y cómo responder ante los nuevos desafíos de la sociedad, que nos pide una ética light, donde no hay ni principios ni valores”, recordando que «a la luz de un donativo no podemos cambiar nuestra identidad. Cáritas es la Iglesia».

La misión de Cáritas y la misión de todos los voluntarios es la misión de la Iglesia Católica, y todos los cambios de la sociedad y del mundo afectan a la misma Iglesia”, de ahí que los cristianos –señaló el secretario general de Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta- tenemos que dar respuesta, con un liderazgo transformador y esperanzador”.

En este sentido Espinar manifestó que “la sociedad pretende que la Iglesia sea light, sin principios ni fundamentos, y ante esta sociedad light y un secularismo desenfrenado la Iglesia tiene que posicionarse” porque “es una sociedad extremadamente permisiva, donde el relativismo es todo, promocionando el hedonismo y el materialismo puro y duro, y haciendo una religión a la carta”.

Por otra parte, expresó que “la sociedad actual tiene una necesidad tremenda de amor, porque el alma está muy vacía. Por eso cuando demos una ayuda tenemos que pensar que la persona tiene necesidad de escuchar un mensaje diferente, un mensaje esperanzador”. “En Cáritas tenemos mucho que hacer, porque necesitamos una Iglesia eficaz y valiente”, recalcó.

En relación a la situación económica el secretario general de Cáritas Diocesana de Cádiz y Ceuta comentó que “hay sensación de que la crisis ha pasado, agradeciendo en este sentido que en todo este tiempo la labor impagable de los voluntarios y técnicos para atender la crisis”. Sin embargo, puntualizó que es “ahora cuando Cáritas entrará en crisis porque las ayudas son menores, con muchas amenazas de la sociedad sobre Cáritas. Nuestros recursos caen pero las necesidades se mantienen”, de ahí -comentó Espinar-, “que tengamos que ser imaginativos para conseguir recursos y seguir trabajando por la promoción de la persona humana y por su dignidad, porque todos somos hijos de Dios”.

Y como cristianos no podemos consentir que la realidad nos aplaste, porque tenemos al mejor guía del mundo que es el Espíritu Santo”, añadió.

Además animó a los voluntarios a que se formen para que den respuesta a los desafíos que plantea la sociedad, “porque tenemos que estar siempre en movimiento y aunque nos digan que está mal lo que hacemos o que es una utopía seguid adelante, porque los más necesitados, los preferidos de Dios nos necesitan”.

Taller Alegría de la Misericordia

En la IV Escuela de Formación del Voluntariado el secretario general de Cáritas Diocesana de Toledo, Javier García-Cabañas, presentó el vídeo del Proyecto Diakonía, que nos recuerda que “Diakonía es servicio; Diakonía es amor; Diakonía es acompañamiento, entre otros puntos”, dando paso al Taller de la Alegría de la Misericordia, que fue dirigido por la responsable de Comunicación de Cáritas Diocesana de Toledo, Mónica Moreno.

En este Taller un voluntario, un empresario con corazón, un sacerdote, un trabajador de Cáritas y una persona acompañada por la institución presentaron su testimonio sobre lo que supone para ellos su participación en Cáritas y cómo es su labor dentro de la Iglesia, testimonios que fueron acompañados de otros espontáneos del público asistente.

Jornada Mundial de los Pobres

El día finalizó con la Vigilia de Oración de la Jornada Mundial de los Pobres, presidida por el vicario episcopal del Área de Caridad de la Archidiócesis de Toledo, don Felipe García Díaz-Guerra, y el delegado episcopal de Cáritas Diocesana de Toledo, don José María Cabrero.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.