Cristianos perseguidos Especiales Ecclesia Internacional

En Maradi (Níger) incendian una iglesia cristiana

En Maradi (Níger) incendian una iglesia cristiana

En Maradi, la tercera ciudad más grande del país un grupo de manifestantes que protestaba contra el arresto de un importante imán local, dio fuego a una iglesia cristiana protestante

Ciudad del Vaticano, Vatican News, 18 de junio de 2019
Catedral de Niamey

Durante la noche del sábado 15 al domingo 16 de junio, en Maradi, la tercera ciudad más grande de Níger, un grupo de manifestantes que protestaba contra el arresto de un importante imán local, dio fuego a una iglesia cristiana protestante. Así lo confirman las fuentes de Fides en Níger, que informan acerca de la gran tensión social reinante. «La iglesia de Zariah y el coche del pastor fueron quemados por un grupo de extraños. La gendarmería está en el lugar», dijo un responsable de la iglesia de la “Asamblea de Dios” en un mensaje dirigido a los fieles. Se trata de otro acto de violencia que se suma a los tres sufridos por la parroquia de Dolbel, a 200 km de Niamey, el pasado 13 de mayo.

Según testimonios locales, el sábado por la tarde grupos de jóvenes manifestaron construyendo barricadas en la vía por el arresto del imán Cheick Rayadoune, que había llamado «anti-islámico» a un proyecto de ley gubernamental sobre la organización del culto en Níger. Rayadoune fue liberado el domingo por la tarde, admitió su error y se disculpó. «Mis partidarios deben dejar de crear disturbios en la ciudad, el Islam no quiere eso, no fui abusado por la policía», informó el líder en un mensaje. «Me engañaron los que tradujeron un texto que se supone que es el documento oficial».

    “ Nunca haremos nada que sea contrario a nuestra religión y tenemos el deber de proteger a las otras religiones ”

El proyecto de ley, aprobado a finales de abril por el Consejo de Ministros, establece en particular que «la libertad de culto debe ejercerse de conformidad con el orden público» y que «el ejercicio del culto en un lugar público estará sujeto al régimen de autorización preventiva».

El texto, que será discutido en el Parlamento para su entrada en vigor, establece «el derecho del Estado a controlar las fuentes de financiación para la construcción y funcionamiento de lugares de culto privados» que estarán «sujetos a autorización previa». El ministro de Educación Superior, Yahouza Sadissou, dijo: «Nunca haremos nada que sea contrario a nuestra religión y tenemos el deber de proteger a las otras religiones».

Níger es un país con una mayoría musulmana abrumadora, con un 1-2% de cristianos de una población de más de 20 millones, que ya ha tenido problemas de carácter religioso en el pasado. En 2015, hubo levantamientos anticristianos en Niamey, que destruyeron la mayoría de las iglesias de la capital, y en Zinder, la segunda ciudad más grande del país.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.