2. Salvador Dali, Etude pour la première version de « La Madone de Portlligat », 1949 (coll. Pere Vehi).jpg
Opinión

En las raíces de la pintura surrealista catalana: La vida es sueño

En las raíces de la pintura surrealista catalana: La vida es sueño

Muy pocos fuera de España conocen realmente al pintor Antoni Pitxot (1934-2015). Y todavía menos los enlaces privilegiadas que unían a su familia con los dos representantes españoles más grandes de la pintura moderna del inicio del siglo XX, Pablo Picasso y Salvador Dalí.

La muestra actualmente expuesta en el Musée des Beaux-Arts de Tournai, Bélgica, tiene como fin desvelar esta relación artística y al mismo tiempo revelar — quizá por primera vez — las verdaderas fuentes del surrealismo catalán, desde el Renacimiento a la época moderna. El pintor Ramon Pichot (1871-1925) — Pitxot es la versión “catalanizada” del patronímico artístico que elegirá su sobrino Antoni — fue uno de los mejores amigos de Picasso en París. En 1910 lo invitó a pasar el verano en Cadaqués, donde su familia tenía una magnífica propiedad junto al mar. Esta estancia en el pequeño pueblo de pescadores de estilo griego, encalado y lejos de todo como una utopía — así con lo es también el dramático y atormentado paisaje del cercano Cap de Creus — marca el inicio de una nueva fase en la evolución de su programa cubista hacia la abstracción y la síntesis.

de Jean-Pierre De Rycke
L’Osservatore Romano, 20-3-2017

 

Print Friendly, PDF & Email