Revista Ecclesia » En la solemnidad de san José, en su año 2021, por Javier Burrieza
Iglesia en España Última hora

En la solemnidad de san José, en su año 2021, por Javier Burrieza

Festividad de San José, en un año muy especial (Año dedicado a San José por disposición del papa Francisco). En la historia de la espiritualidad, san José ha partido de una posición secundaria en la representación artística: plasmado en la iconografía como un anciano que más que esposo de la Virgen María era un padre que la cuidaba. El redescubrimiento de san José se dio con el retorno al conocimiento del Evangelio que se produce con los humanistas desde el siglo XV. Existe un precursor en esa recuperación que es el canciller de París, Juan Gerson, que exalta la misión de José, su paternidad singular, su matrimonio con María: busca un san José más acorde con su realidad histórica, un joven padre. Todo eso se fue plasmando en los medios de comunicación de su tiempo (libros, sermones), a lo que se añade la importancia que en la sociedad tienen las órdenes religiosas: la reforma de la Orden del Carmen o carmelitas descalzas de santa Teresa de Jesús.

Santa Teresa manifiesta su enorme devoción a san José en sus escritos e indica que es el santo más importante y que todo lo puede. Muchas de sus fundaciones conventuales reciben la advocación de san José: Ávila en 1562, Medina en 1567… Y todo ello se plasma en la que hoy denominamos obra artística, pero que entonces no era una obra de Museo sino de devoción: en la pintura, El Greco o Zurbarán; en la escultura, Gregorio Fernández.

Contemplad este san José y el Niño Jesús del convento de las carmelitas descalzas de Valladolid, un padre joven, atento a su hijo, nada distante, con la vara florecida de su matrimonio (como narran los evangelios apócrifos), guiando al Niño Jesús… Valladolid, ciudad de cofradías dedicadas a san José (para los niños expósitos y para los entalladores), de carmelitas monjas y frailes (hijos de San José), de un Centro de Estudios sobre San José en la actual casa de los carmelitas (el monasterio de San Benito el Real), de colegios bajo la advocación de san José como el fundado en 1881 para la Compañía de Jesús, de patrocinio sobre otros colegios (Colegio Patrocinio de San José o el patrocinio de San José sobre el Instituto de los Hermanos de La Salle), o del antiguo Asilo de San José (que da nombre a una calle de San José).

A lo largo de este año, hablaremos de todo ello que es historia de nuestros mayores y, para los católicos, entrañable devoción del padre que en la tierra nos cuida.

Por Javier Burrieza, historiador



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa