jornadas-alvaro-portillo
Iglesia en España

En el Centro de Cuidados Laguna de Madrid, jornadas sobre Álvaro del Portillo

Alvaro del Portillo se empeñó en aliviar el dolor ajeno con iniciativas sanitarias

Laguna, Centro de Cuidados Paliativos impulsado por el futuro beato, lo presenta como ejemplo de sensibilidad con los enfermos

El Centro de Cuidados Laguna, de Madrid, especializado en la asistencia sanitaria de personas con Alzheimer y de pacientes con necesidades de cuidados paliativos, ha acogido unas jornadas sobre Álvaro del Portillo, inspirador de esta iniciativa.

El doctor Jesús Prieto, que fuera médico del próximo beato, destacó en su intervención cómo su amor a Dios y su experiencia de haber padecido varias enfermedades le llevó a tener una “gran preocupación por ayudar a aliviar el dolor ajeno”. Esta preocupación se materializó en obras sociales y asistenciales concretas, como el Centro de Cuidados Laguna, el impulso al Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) de la Universidad de Navarra, y el desarrollo de centros sanitarios en diversos países africanos como R.D. Congo, Costa de Marfil, Nigeria, etc.

Precisamente, con motivo de la beatificación de del Portillo se ha lanzado entre los participantes una campaña de donativos para ayudar a varias de estas iniciativas como el Niger Foundation Hospital and Diagnostic Centre, en Nigeria, que favorecerá la atención de 12.000 consultas anuales; la puesta en marcha de un programa para erradicar la malnutrición infantil en Bingerville (Costa de Marfil), que se destinará a 5.000 beneficiarios directos; o el desarrollo de cuatro ambulatorios dependientes del Hospital Monkole, en el área periférica de la República del Congo, desde los que se ofrecerá asistencia sanitaria a 10.000 niños al año.

 Laguna, una huella de vida del próximo beato

Raquel Puerta, especialista en Cuidados Paliativos del Centro Laguna, destacó en su intervención “la sonrisa amable, el rostro acogedor, la serenidad y la transmisión de paz interior que dispensaba Álvaro del Portillo son elementos fundamentales que he aprendido para mi trabajo con enfermos al final de su vida”. Puerta señaló que “vivimos de las huellas que dejan los santos, y Laguna es una de esas huellas”.

En opinión de esta experta, el trabajo que realiza Laguna en Madrid desde 2002 está “muy en sintonía con lo que nos recomienda a los católicos el Papa Francisco: ir a las periferias, a los que sufren, a los que pasan frío. Y hacerlo con la sensibilidad por arropar a los enfermos que nos ha transmitido Álvaro del Portillo”.

Fotografía: Santiago González-Barros

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.