Internacional Última hora

En 2020 la humanidad ha tardado tres semanas más en superar el límite anual de la Tierra

Según los cálculos de la organización Global Footprint Network(GFN), hoy es el día en el que la humanidad ha consumido todos los recursos disponibles, el «Día del sobregiro en la Tierra». Esto refleja un 9,3% de reducción en la huella ecológica de la familia humana a partir del uno de enero hasta el día en que sobrepasamos los límites anuales del planeta.

Esta reducción, sin embargo, no es un cambio estructural, según alerta Global Footprint Network. El menor uso de recursos se debe, sobre todo, a la pandemia por COVID que ha afectado en gran medida a la actividad humana. Gracias a la disminución del consumo de energía, las emisiones de carbono (-14,5%) y el consumo de madera (-8,4%) han disminuido. Pero aún así, los habitantes de la Tierra consumimos un 60% más de lo que el planeta puede renovar en un año. Es como si estuviéramos usando, subraya la GFN, «los recursos de 1,6 planetas Tierra».

«La humanidad ha sido unida por la experiencia común de la pandemia y se ha demostrado lo entrelazadas que están nuestras vidas. Al mismo tiempo, no podemos ignorar la profunda desigualdad de nuestras experiencias, ni las tensiones sociales, económicas y políticas que se han visto exacerbadas por este desastre mundial», según la CEO de GFN, Laurel Hanscom. «Hacer de la regeneración un elemento central de nuestros esfuerzos de reconstrucción y recuperación tiene el potencial de abordar los desequilibrios, tanto en la sociedad humana, como en nuestra relación con la Tierra».

A partir del 22 de agosto, el Día de la Sobreexplotación de la Tierra en 2020, y hasta el final del año, la humanidad aumentará su déficit ecológico con la Tierra, que ha aumentado constantemente desde principios de los años 70. El primer Día del Sobregiro fue el 21 de diciembre de 1971, y la GFN calcula que si continuamos a este ritmo, alrededor del 2050 consumiremos el doble de lo que el planeta produce en un año. Los recursos alimentarios son los primeros en estar en peligro, según un cálculo basado en el consumo de frutas, verduras, carne, pescado, agua y madera.

Print Friendly, PDF & Email