Iglesia en España Nacional

El vicesecretario económico de la CEE ante la posible fiscalización de las cuentas de la Iglesia

El vicesecretario económico de la CEE ante la posible fiscalización de las cuentas de la Iglesia

Entrevista en la Cadena SER a Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario económico de la CEE

¿La Conferencia Episcopal estaría a favor de que el Tribunal de Cuentas fiscalice sus cuentas?

La Conferencia Episcopal siempre está a favor de cumplir la ley. A nosotros todo lo que se nos ha pedido en materia de transparencia y fiscalización, lo hemos hecho. Hasta el año 2007 depositábamos en el Ministerio de Justicia de acuerdo con los acuerdos, toda la documentación, hasta los justificantes bancarios, y los mayores de las cuentas de todo lo que recibía la Conferencia Episcopal. A partir de finales del 2006, con el acuerdo que se firmó con el Partido Socialista y la Santa Sede, se nos pidió, explíquenos bien a qué destinan ese dinero, expliquen cuál es el servicio que está prestando la Iglesia a la sociedad y a partir de ahí empezamos a hacer una memoria completa, cuyo resumen presentamos a la sociedad y que revisa una de las principales auditoras internacionales de prestigio para verificar que la memoria se ha realizado bien y depositamos más de 500 folios en el Ministerio de Justicia, en la Dirección General de Relaciones con las Confesiones.

¿Pero tienen algún inconveniente de que esas cuentas las fiscalice el Tribunal encargado de eso?

El Tribunal de Cuentas está encargado fundamentalmente de fiscalizar a los entes públicos. Y por eso fiscaliza a la Corona, al Consejo del Poder Judicial, etc. Es verdad que tiene la capacidad también de poder fiscalizar dinero público. Es verdad que entidades que reciben una asignación directa por parte del Gobierno, lo tiene que realizar. Y de hecho se fiscalizan las cuentas de los conciertos y de todas aquellas ayudas y subvenciones que se obtienen. Pero también es verdad que la asignación tributaria es un dinero que no está decidido por el Gobierno. Son los contribuyentes los que deciden si la Iglesia recibe o no.

Pongo un ejemplo, si ningún contribuyente decidiera marcar la casilla, la Iglesia recibiría 0. Por eso, jurídicamente, la asignación tributaria es un concepto diferente del resto de las asignaciones. Dicho eso, como no puede ser de otra manera, la Conferencia Episcopal hará siempre lo que se le diga por parte de las autoridades civiles. No tiene ningún problema, para nosotros la transparencia es nuestra razón de ser.

Luego no tendrían ningún inconveniente en ser fiscalizados por el Tribunal de Cuentas

Nosotros no tenemos ningún inconveniente de cumplir la legislación y de cumplir lo que en cada momento corresponda a cualquier ciudadano.

¿Podemos decir que los consejeros del PP han sido más papistas que el Papa?

Los consejeros del PP, yo me enteré ayer por la tarde, cuando estaba corrigiendo exámenes en la Facultad y me enteré de que existía esta noticia. Lo desconozco. Comprendo que hay razones jurídicas para decidir que una partida que no es una partida de los presupuestos generales del Estado porque no lo es, no sea fiscalizada por el Tribunal de Cuentas. Pero también quiero decir, y tenerlo muy claro todos nuestros oyentes, que la Iglesia da cuenta y da cuenta al Estado y da cuenta a la sociedad del dinero que recibe, de los 249 millones, de que eso supone el 23% de la financiación, de a dónde va, a qué se está destinando y cuál es el retorno que la sociedad recibe de ese dinero.

La información de Adela Molina en la que decía que los consejeros del PSOE que hacen su voto particular la decisión de no fiscalizar ese dinero, argumentan que la información que aporta la Iglesia sobre sus actividades no es suficiente, que se limita a informar sobre el reparto territorial de los fondos y no sobre la naturaleza económica de las operaciones que se están financiando

Nosotros informamos del reparto e informamos del destino de ese dinero y no sólo del destino, de cuánto va a actividades pastorales, cuánto va a actividad caritativa, cuánto va a mantenimiento de templos, sino lo que es más importante, cuál es el retorno que tiene la sociedad. Nosotros estamos informando cómo el hecho de mantener abiertos los bienes de interés cultural, de acuerdo con un estudio de KPMG, está suponiendo el 2,5% del PIB para España. Estamos informando de cuánto nos estamos ahorrando todos los españoles, gracias a los colegios concertados. Estamos hablando de la inmensa labor asistencial que es difícil de cuantificar, de 4 millones de personas que pasan por los centros asistenciales de la Iglesia católica y que supone un ahorro realmente importante de la sociedad. Que a nosotros nos dicen, miren ustedes deben informar con un mayor detalle, una mayor desagregación, están esos 400-500 folios que estamos depositando en el Ministerio de Justicia. Ustedes lo deben presentar en otros sitio, pues lo presentaremos, no tenemos ningún inconveniente. Pero queremos cumplir la legislación.

Entre los argumentos de los consejeros que han hecho el voto particular hay uno que me interesa particularmente, transcurridos más de 35 años desde los últimos acuerdos entre la Santa Sede y la Iglesia católica es verdad que revisados en el 2006 por el Gobierno de Zapatero, transcurrido este tiempo debería ser susceptible de análisis y estudio verificar si la Iglesia ya puede autofinanciarse como se comprometía en el 79. ¿La Iglesia puede autofinanciarse ya?

El concepto de autofinanciación, podríamos estar horas explicándolo. La Iglesia declaró su propósito de conseguir por sus propios recursos mecanismos necesarios para su sostenimiento. Y está avanzando en esa línea. Pero también nosotros entendemos que una buena fórmula de colaboración es la que hay actualmente vigentemente. Y que es una forma de sostenimiento. Y que al día de hoy es algo válido, porque como digo, está retornando a la sociedad mucho más de lo que la sociedad está apostando a base de esa casilla. Nosotros pensamos que es un buen sistema, y por tanto, lo seguimos defendiendo. Que hay que sentarse a hablar, siempre estamos dispuestos a hablarlos con cualquier interlocutor social.

¿La Conferencia Episcopal sabe con exactitud cuántos inmuebles tiene la Iglesia católica en España?

El clen Iglesia católica no existe. Hay 69 diócesis, 23.000 parroquias, 11.000 entidades inscritas en el Registro de Entidades Religiosas, estamos hablando de más de 40.000 entidades muy diferentes y que además llevan pues 20 siglos en España. 20 siglos dan para mucho y dan para que muchas personas hayan, con su esfuerzo, edificado, construido y demás. No lo sé cuántos son, lo que sí se es que la obligación que tiene la Iglesia, nos lo recuerda muy bien el Papa Francisco, es poner esos bienes y esos recursos al servicio de la sociedad y ese es nuestro reto.

¿Han calculado cuánto tendrían que pagar en impuestos si se reformara la Ley de Mecenazgo y la Iglesia católica igual que otras confesiones ya no estuviera exenta de pagar el IVI por ejemplo, el Impuesto de Bienes Inmuebles?

Yo no lo he calculado por una razón, porque nosotros no somos una empresa y nosotros, con los recursos que tenemos, intentamos darnos a los demás. Si tenemos menos recursos haremos menos cosas. Eso es así. Pero esto no es una empresa de ganar o perder dinero. Cuando tenemos más recursos hacemos más cosas y cuando en la época de crisis han disminuido las aportaciones pues con menos cosas hemos tenido que apañarnos para hacer más y eso es lo que ha hecho la Iglesia en todos estos años y especialmente en los momentos de la crisis.

¿Pero cree que la Iglesia católica debe pagar el IVI como otras confesiones?

La Iglesia paga el mismo IVI que las confesiones religiosas, que las fundaciones, incluidas las de los partidos políticos, que las federaciones deportivas, las asociaciones de utilidad pública, etc. Existe una Ley de Mecenazgo que lo que hace es ayudar a instituciones que están a favor de los intereses generales. Y lo que hay que ver es qué es lo que se hace con ese dinero. Si con ese dinero se está enriqueciendo no se quién o se está dando el valor a la sociedad. Por eso hacemos esta memoria para demostrar que con el dinero y con los ahorros y los esfuerzos de todos los españoles se está generando un beneficio social.

Si finalmente el Tribunal de Cuentas decide que queremos saber exactamente con el protocolo y el control con el que se fiscaliza a otros que hacen ustedes con el dinero, ¿por parte de la Conferencia Episcopal ningún problema?

La Conferencia Episcopal cumplirá siempre la legislación.

Foto: Pepa Bueno entrevista a Fernando Giménez Barriocanal, vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal. Jordi Fábrega. Tomado de Alfa y Omega

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El vicesecretario económico de la CEE ante la posible fiscalización de las cuentas de la Iglesia, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email