evangelizacion-escuela
Iglesia en España

El valor evangelizador de la escuela en las Jornadas de Pastoral de ECM

El valor evangelizador de la escuela en las Jornadas de Pastoral de ECM

Directivos y educadores redescubren el valor evangelizador de la escuela en las Jornadas de Pastoral de ECM

El Cardenal Carlos Amigo, arzobispo emérito de Sevilla, inauguró las jornadas que se celebraron el pasado fin de semana en el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo

Escuelas Católicas de Madrid (FERE-CECA y EyG de Madrid) celebró el pasado fin de semana las XXIII Jornadas de Pastoral Educativa 2014, dirigidas a agentes de pastoral, directivos y educadores, bajo el lema “Un lugar en el Reino. El puesto-vigía escolar”. Dicho encuentro sirvió para reflexionar sobre la escuela como espacio donde Dios continúa su construcción para cada alumno, donde éste se convierte en vigía de cuanto acontece a su alrededor, y donde inicia su vida social, su vida cristiana.

Los ponentes que ayudaron a redescubrir el valor evangelizador de la escuela fueron: el Cardenal Carlos Amigo (“La escuela recupera. Del puesto escolar a lugar privilegiado en el Reino”); Luis López, doctor en Psicopedagogía y experto en relajación, mindfulness y espiritualidad (“La escuela medita. De la reflexión a la or-acción sustentadora”); José San José Prisco, decano de la Facultad de Derecho Canónico de la Universidad Pontificia de Salamanca (“La escuela orienta. Del docente llamado al educador cristiano vocacionado”); Mª Ángeles López, redactora jefe de la revista 21 (“La escuela prolonga. Del núcleo familiar acogedor a la socialización arriesgada”); Mª Victoria Morán, educadora y formadora en SM (“La escuela enseña. De los saberes inmediatos al otear horizontes nuevos”); y Fernando Tobías, profesor en la Universidad Pontificia Comillas (“La escuela despierta. De la atención plena al compromiso veraz”).

El Arzobispo Carlos Amigo a lo largo de su ponencia describió la escuela católica como un lugar esencial y priviligiado para la evangelización. Recordó la importancia de retomar la frescura del Evangelio y enseñar el arte de vivir en cristiano, así como favorecer el redescubrimiento de la fe.

Subrayó la importancia de contar con un plan pastoral educativo como un medio para evangelizar, teniendo muy en cuenta que la palabra, los sacramentos, la caridad y la misión son esenciales en cualquier acción pastoral. Ni una pastoral que no cuente con la escuela, ni una escuela sin un plan de acción pastoral, dijo. Recordó además la trascendencia de la presencia y calidad de la enseñanza de la religión en la escuela, de la oferta de un plan de formación permanente para los profesores de Religión, y de ofrecer cauces de encuentro y apoyo entre profesores católicos.

Fomentar la interioridad en las escuelas católicas, fue la idea fundamental de la ponencia de Luis López. Animó a las escuelas católicas a desarrollar programas de interioridad, empleando recursos psicocorporales aplicados al fomento de la lectura bíblica y a la or-acción (oración y acción conscientes).

José San José Prisco habló de la vocación y del papel de educador laico católico que anuncia a Cristo de un modo explícito y que forma a los alumnos en una visión cristiana del mundo y de sí mismo; así como del papel de la escuela católica como promotora de vocaciones consagradas.

Por su parte Mª Ángeles López, ahondó en la importancia del testimonio a la hora de la transmisión de la fe, y de lograr una escuela donde exista una comunicación de Dios más eficaz, donde se hable del individuo de hoy, y donde prime la transparencia, credibilidad y sentido del humor.

Mª Victoria Morán propuso, a partir de los saberes inmediatos, otear horizontes nuevos. Para ello sugirió: una pastoral dirigida a todas las dimensiones de la persona; interioridad-oración; capacidad de dar gracias, de orar y celebrar; diálogo fe-cultura; ofertas para todos (alejados, indiferentes, dudosos…): creatividad; transmisión de la fe utilizando los nuevos lenguajes (mandalas, respiración, visualización, arteterapia…); escucha activa, empatía;…

Fernando Tobías alentó a los presentes a cultivar la atención plena, a abrir los ojos del corazón de la mente a través de una pastoral educativa sensible y atenta para escuchar a Jesús y poder responder de manera adecuada con un compromiso personal, social y cristiano. El campo de la Atención Plena o Mindfulness, nos muestra cómo podemos llevar a cabo este imprescindible aprendizaje, aseguró.

El sábado por la tarde, en el mismo marco de las Jornadas de Pastoral, los asistentes pudieron disfrutar de la obra de teatro “El Señor de los Pájaros” de la compañía Narea. En ella se recrean algunas de las parábolas del Evangelio con un lenguaje teatral actual, a partir de las figuras de un titiritero y de un espantapájaros; la obra, dirigida a alumnos de Primaria y Secundaria, pretende que el mensaje evangélico llegue a todos los alumnos.

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.