Revista Ecclesia » El último viaje de Santiago por España: «Los mitos y leyendas de la presencia del apóstol en nuestro país»
Iglesia en España Última hora

El último viaje de Santiago por España: «Los mitos y leyendas de la presencia del apóstol en nuestro país»

«Es la primera vez que se novela la vida de Santiago en España, su paso por la Hispania del siglo I, recogiendo todos los mitos y leyendas de la presencia del apóstol en todo el territorio español». Así se presenta la novela de Jesús Bastante, que presenta este 16 de junio: Santiago en el fin del mundo. En el Año Xacobeo, esta es una novela de viajes, de aventura y de misterio

La novela narra el último viaje de Santiago en vida. Pasa por Hispania. Cuenta la tradición que Santiago fue el primer discípulo de Jesús que salió de Jerusalén y se dirigió a los confines de la tierra de ese entonces: Finisterre, Galicia. «Cuenta también la leyenda que Santiago está allí enterrado, pero jamás se había narrado cuál pudo ser el camino que hizo por España. Se conocen aspectos como la aparición de la Virgen del Pilar, o la cuestión de Padrón… Pero hay un recorrido que, de alguna manera, determina los caminos de Santiago que existen en la actualidad, y es el que yo intento trazar poniendo a Santiago como protagonista, asegura el redactor jefe de Religión Digital.

«La presencia de Santiago en España es cuasi mítica. Hay alguna pequeña documentación sobre su sepultura, en Santiago de Compostela, que es el lugar de peregrinación más importante del mundo, pero sí hay leyendas, mitos y recuerdos de distintas presencias de Santiago vivo en Hispania», explica Bastante.

En la novela, «arrancamos con Santiago atracando en Cartagonova, pasando por la actual Granada, Málaga, Cádiz, Sevilla, haciendo la Ruta de la Plata para, después de Mérida y Cáceres, dirigirse a Portugal. Cruza el Tajo y el Duero y así llega a Galicia, donde se ambienta gran parte de la novela, que concluye con Santiago regresando a Jerusalén, donde la tradición afirma que fue el primer apóstol asesinado».

Santiago es, probablemente, el discípulo más valiente de Jesús

«Santiago es, probablemente, el discípulo más valiente de Jesús», asegura el periodista y escritor. «El hombre que se atreve a ir donde nadie nunca fue: al final del mundo, donde decían que las aguas se cortaban y aparecía el abismo. Abandona todo y a todos para nadie sabe qué. La historia ha demostrado que su viaje en sí fue un fracaso: no hay restos históricos de la presencia de Santiago, ni de que fundara muchas iglesias o de que bautizara a mucha gente pero, al mismo tiempo, su presencia y su tumba en Santiago ha motivado, con el paso de los años, el mayor movimiento de peregrinación mayor de la historia: mayor que el de Roma, el de Jerusalén y, me atrevería a decir que también que el de la Meca. Cada año son cientos de miles de personas que peregrinan a Santiago por los distintos caminos. Existen hasta en América. Santiago, como camino, configura también la construcción del continente europeo, y Santiago es una figura mítica para entender la unidad de España».

No hay una base histórica para delimitar «que estuvo realmente en vida en España. Hay restos que pueden permitirnos hacer el viaje que hacemos en este libro, pero también es cierto que hay muchas historias, mitos y leyendas que se han utilizado para construir una imagen falsa de Santiago, el Santiago Matamoros, que solo defiende una forma de entender el mundo y que casa poco con el que acompaña a Jesús en los grandes momentos de su vida. Es el primer mártir de los apóstoles de la Iglesia. Es un personaje fundamental y el único del que se conoce una tumba fuera de los confines de Jerusalén, junto con Pedro, que está en Roma».

Una novela trepidante, en la que los personajes se van descubriendo poco a poco. El lector que conoce quién es Santiago y cuál es su final se sorprenderá con muchas cosas: «Creo que no dejará indiferente a nadie: creyentes o no creyentes».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa