Revista Ecclesia » El Tota Pulchra de Huesca es declarado bien de Interés Cultural Inmaterial
Cultura

El Tota Pulchra de Huesca es declarado bien de Interés Cultural Inmaterial

EL TOTA PULCHRA DE HUESCA ES DECLARADO BIEN DE INTERÉS CULTURAL INMATERIAL

La ceremonia del Tota Pulchra, que se celebra en la catedral de Huesca cada 7 de diciembre, ha sido declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial, por el Consejo de Gobierno del Ejecutivo aragonés, el pasado mes de julio.

Se trata del oficio de la Vigilia de la Inmaculada Concepción con el que se conmemora el voto realizado, en 1450, por el Consistorio Oscense, el Cabildo Catedralicio y el Instituto Ramón y Cajal, heredero de la Universidad Sertoriana,  con motivo de la epidemia de la peste que asoló la ciudad.

Este oficio religioso une a las principales instituciones oscenses, al Ayuntamiento de Huesca, al Cabildo Catedral y al Instituto de Educación Secundaria Ramón y Cajal, heredero de la Universidad Sertoriana. Además esta tradición tiene un enorme respaldo popular. El Deán de la Catedral, Juan Carlos Barón, explicó que es un acto de “cierto nivel cultural” en el que, además, “participa todo el mundo”.

“Hay un cierto movimiento a lo largo de esa semana que anima a la Catredal y a la ciudad”. El canto principal de esta ceremonia, escrito hacia el siglo IV, toma el nombre de “Tota Pulchra es María”. Esta antífona todavía se interpreta durante el oficio, junto a otras piezas musicales, como el “Ave Maris Stella”, el canto gregoriano “Salve Regina Solemne”, el salmo “Cantad al Señor un cántico nuevo” o el “Magnificat”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa