Opinión Última hora

El Tiempo de la Creación como inicio del nuevo curso, por Antonio Garrido

El pasado 1 de septiembre se daba a conocer el mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, renovando un año más la invitación a todos los cristianos, de sumarse a la celebración del Tiempo de la Creación, un periodo que comienza el primero de septiembre y se prolongará hasta el próximo 4 de octubre. Bajo el lema propuesto este año por la familia ecuménica, «Jubileo por la Tierra, nuevos ritmos, nueva esperanza», Francisco recuerda las notas características del Jubileo, un tiempo dedicado a recordar, descansar, reparar y celebrar.

Esta edición del Tiempo de la Creación, tiene un significado especial; hemos sido conscientes de la fragilidad del ser humano frente a una pandemia que se ha expandido a nivel mundial. Nos ha dado a entender que somos una gran familia, que habitamos una casa común, y por tanto nuestra obligación y deber es defenderla y protegerla. En total, 2.400 millones de cristianos estamos llamados a formar parte de esta celebración, una cifra que alcanza casi un tercio de la población mundial, y nos hace reflexionar sobre la gran trascendencia de Tiempo de la Creación, renovando la relación con el Creador y la Creación.

Desde el pasado mes de mayo, el Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, en una carta escrita por monseñor Bruno-Marie Duffé, secretario de este organismo, alentaba frente a los momentos de incertidumbre y sufrimiento, a reconocer que «todo está conectado», remarcando la necesidad de profundizar en los lazos de solidaridad y fraternidad que nos unen a todos.

Desde 2015 el Movimiento Católico Mundial por el Clima (MCMC) ha acogido este mensaje del Papa Francisco formulado en su Encíclica Laudato Si´, escuchando el clamor del planeta, y de los más pobres, un mensaje que siempre ha permanecido en la Doctrina Social de la Iglesia, pero que durante este pontificado ha recibido un nuevo cariz.

En España, el Tiempo de la Creación se ofrece como una oportunidad de orar y reflexionar antes de iniciar un nuevo curso, que promete ser vacilante y lleno de retos, para los que debemos estar preparados. Por ello múltiples organizaciones y entidades de todo el país se han sumado a esta celebración.

Diversas diócesis han hecho público su compromiso de dar a conocer el Tiempo de la Creación a través de sus medios de comunicación y con actividades, que involucren a los fieles, ya sea de forma online o presencial, como por ejemplo; Barcelona, Bilbao, Burgos, Córdoba, Coria-Cáceres, Calahorra y La Calzada-Logroño, Guadix, Lugo, Madrid, Mallorca, Menorca, Mondoñedo-Ferrol, Palencia, Santiago de Compostela, Salamanca, Sigüenza-Guadalajara, Segovia, Toledo, Valladolid y Vitoria… Este mensaje ya había sido acogido con anterioridad por otras diócesis, además se ha visto reforzado en las últimas semanas por las sedes de Córdoba y Toledo, con la constitución de organismos, a los que se les confía la misión de trabajar por el cuidado de nuestra Casa Común. Por un lado, la diócesis primada, con la Delegación Pastoral para el Cuidado de la Creación, o la Comisión de Ecología Integral en la diócesis cordobesa, que en palabras de su obispo, monseñor Demetrio Fernández, marque el camino a seguir según la actitud de Jesús en el Evangelio, las enseñanzas de la Iglesia y el ejemplo de san Francisco de Asís.

Desde aquellas otras diócesis que dentro de su estructura ya trabajan en este ámbito, como Coria-Cáceres, Madrid, Mallorca o Vitoria, entre otras, se ha convocado a los fieles a jornadas de oración en los templos diocesanos.

Una de estas actividades con un mayor simbolismo, es la organizada desde la Comisión Diocesana de Ecología Integral de la archidiócesis de Madrid, el sábado 12 de septiembre, en colaboración con la Asamblea Episcopal Ortodoxa de España y Portugal, invitando a reflexionar sobre la importancia de ser Custodios de la Vida. En este acto participarán el arzobispo de Madrid, cardenal Carlos Osoro, el metropolita monseñor Policarpo, del Patriarcado ecuménico de Constantinopla, y monseñor Timotei, obispo ortodoxo rumano. Un acto que, debido a las restricciones sanitarias causadas por la pandemia, en esta edición es retransmitido vía online.

Desde la ciudad condal, Barcelona, en el marco de las celebraciones de la V Noche de las Religiones el sábado 12 de septiembre hay un hueco, en una mesa redonda, para poder dialogar con representantes de la Iglesia protestante y del Grupo de investigación de sostenibilidad y Educación Integral de la Universidad Internacional de Cataluña, sobre cristianismo y ecología.

El Tiempo de la Creación no es solo un periodo de oración, es una invitación a la celebración y a la acción, por ello diócesis como la de Vitoria, realizan propuestas orientadas al cuidado de la naturaleza, como es la limpieza de las campas de Salburua (26 de septiembre), o una jornada pedagógica orientada a compartir experiencias a través de pequeñas acciones (30 de septiembre), que finalizarán con una Eucaristía y un retiro el domingo 4 de octubre a modo de clausura.

Otras muchas organizaciones se han ido adhiriendo en las últimas semanas a promover el mensaje del Papa Francisco a favor del Cuidado de nuestra Casa Común. A través de sus canales de comunicación, Enlázate por la Justicia, conformado por Cáritas, CEDIS, CONFER, Justicia y Paz, Manos Unidas y Redes, promueve una campaña en internet e invita a sus redes locales a formar parte de esta celebración.

Desde el ámbito de la educación destacan la Universidad Francisco de Vitoria y su Colegio Mayor; el IESE Business School de la Universidad de Navarra desde la Cátedra «Carmina Roca y Rafael Pich-Aguilera» de Mujer y liderazgo, o la Cátedra «Fides et Ratio» de la Universidad Católica de Valencia, que junto a la Vicaría de Cultura de la archidiócesis de Valencia, preparan un congreso sobre sostenibilidad los días 15, 22 de septiembre y 1 de octubre.

En definitiva, la Iglesia en España está haciendo ver su compromiso con la llamada de Francisco, para preservar nuestra casa común, en uno de los momentos más inquietantes de los últimos años. Para conocer más de cerca todas las actividades, materiales de trabajo y propuestas, se puede visitar la web del Tiempo de la Creación, donde se podrán añadir todos los eventos e iniciativas que surjan, como aquellas coordinadas por los Animadores Laudato Si´ repartidos por muchas localidades.

Porque como se relata en el Evangelio de san Lucas (12, 54-56) si somos capaces de ver las nubes y saber que va a llover, ¿cómo es que no sabemos interpretar el momento en el que vivimos? El Tiempo de la Creación es una invitación a todos los cristianos a orar, reflexionar y actuar frente al clamor del planeta y de los más pobres, para que nos haga comprender que todos formamos parte de un mismo hogar.

Antonio Garrido
Asesor para España del Movimiento Católico Mundial por el Clima

Print Friendly, PDF & Email