Iglesia en España Última hora

Luis Argüello destaca en una entrevista que hay temas pendientes de dialogar con el Gobierno

En una extensa entrevista en El Confidencial, el secretario general de la CEE, Luis Argüello, ha recordado que «en principio es normal» que la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, hablara con el nuncio del Papa en España, sobre todo cuando éste «está recién llegado», pero ha apuntado «que hay algunos asuntos» que son necesarios que se dialoguen directamente con la Conferencia Epoiscopal. «Tenemos pendientes bastantes cuestiones en diálogo que el propio presidente del Gobierno y la vicepresidenta cuando tuvo su entrevista con el nuncio han anunciado, pero me imagino que debido a las circunstancias que hemos vivido desde marzo aquí no ha sido posible todavía tener estos encuentros».

Además, ha reconocido que «ha habido algún malentendido en el tiempo de pandemia respecto a la aplicación del decreto de alarma en el que se permitía la libertad de culto y se reconocía. Ha habido algunos incidentes debido a la interpretación de dos artículos del estado de alarma». El portavoz de los obispos también ha respondido a las cuestiones referentes al proyecto de ley de reforma educativa el cual les resulta «preocupante». Es de «capital importancia» que esta regulación se haga «con el máximo acuerdo posible, lo que implica el respeto a los propios derechos de los padres, que son los titulares fundamentales de la educación de sus hijos, sobre todo en lo que se refiere a ellos como personas, a su educación moral y religiosa», ha añadido.

Respecto a la posibilidad de un segundo brote de la pandemia, Argüello ha asegurado que «si nos pidieran otra vez a los ciudadanos un confinamiento tan fuerte como el que hemos vivido, nosotros también tendríamos que decir ‘quédate en casa’, aunque desde la experiencia vivida sí que nos parece muy importante mantener encendido el fuego de la Eucaristía, que es donde brota la fraternidad, que tan reclamada está siendo en este momento, la solidaridad, que tan imprescindible es, y sobre todo donde brota la esperanza».

Print Friendly, PDF & Email