Revista Ecclesia » El sacerdote más joven y un laico con amplia experiencia: Primeros nombramientos del obispo Fernando Valera, obispo de Zamora
Iglesia en España Última hora

El sacerdote más joven y un laico con amplia experiencia: Primeros nombramientos del obispo Fernando Valera, obispo de Zamora

El sacerdote más joven de Zamora y un laico con amplia experiencia gestionarán la secretaría particular del obispo de Zamora.  Estos son algunos de los cambios que el prelado Fernando Valera Sánchez, ha firmado entre los primeros nombramientos eclesiásticos desde que tomara posesión de la diócesis el pasado 12 de diciembre.

José-Manuel Rubio Maldonado, cura párroco de las parroquias de Muelas del Pan, Almaraz de Duero, Almendra, El Campillo, Valdeperdices y Villaseco; pertenecientes al arciprestazgo de El Pan. Así como de las parroquias de Ricobayo, Villaflor y Villanueva de los Corchos; pertenecientes al arciprestazgo de Aliste-Alba. Por otro lado, Millán Núñez Ossorio, sacerdote y formador en el Seminario Menor San Atilano y Antonio Rojas Ramos, laico y ex director del gabinete de comunicación del arzobispado de Pamplona, serán los encargados de la secretaría personal del obispo.

Por su parte, Pedro Rosón Martín, cura párroco de las parroquias de Benegiles y Gallegos del Pan. Tras la jubilación de Carlos Prieto, se hará cargo de sus parroquias. Rosón regresa a Zamora tras un largo período de misionero en Latinoamérica. Y por último, María del Pilar Ramos Guerreira, ha sido renovada su cargo como ecónoma diocesana.

«Vengo a trabajar sinodalmente»

Ya hace más de un mes de la toma de posesión de la diócesis, el 12 de diciembre de 2020, cuando Valera ante los fieles zamoranos, expresó que «Zamora es desde hoy mi nueva casa, mi hogar, mi esposa. Vengo a aprender a ser obispo, a trabajar sinodalmente y a servir de corazón».  El obispo reconoció llegar a una diócesis que, con problemas latentes, cuenta con «raíces profundas, situada en la España recia, fecundada en esperanza. Esa reciedumbre, esas raíces, llenas de vida, que tienen que seguir fecundando de Evangelio nuestra historia. Donde hay raíz, hay vida, hay futuro». Además recordó los efectos que el coronavirus tiene sobre la vida cotidiana y ante los que la Iglesia siempre presta sus brazos y puertas abiertas.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa