Revista Ecclesia » El sacerdote Cartagena Miguel Pérez Fernández celebra sus bodas de oro sacerdotales
Iglesia en España

El sacerdote Cartagena Miguel Pérez Fernández celebra sus bodas de oro sacerdotales

El sacerdote Cartagena Miguel Pérez Fernández celebra sus bodas de oro sacerdotales 

La iglesia de la Santísima Trinidad de San Pedro del Pinatar acogió el pasado sábado la celebración de las bodas de oro sacerdotales de D. Miguel Pérez Fernández, en una Eucaristía presidida por el Obispo de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, y concelebrada por una veintena de sacerdotes, entre los que se encontraba el propio D. Miguel y el Vicario de la Zona Pastoral del Campo de Cartagena, D. José León. El Sr. Obispo, haciendo referencia a la lecturas del domingo, invitó a los presentes a “beber de la fuente de la vida” que es Cristo para ser así mensajeros de la Palabra de Dios. Explicó, además, que el sacerdote es mediador entre Dios y el pueblo, y fue aquí donde agradeció el trabajo pastoral realizado por D. Miguel Pérez durante sus 50 años de ministerio sacerdotal.

Antes de finalizar la Eucaristía, D. Miguel Pérez agradeció a todos su asistencia, especialmente la de sus hermanos sacerdotes, recordando las palabras del cántico del profeta Habacuc: “El Señor soberano es mi fuerza, él me da piernas de gacela y me hace caminar por las alturas”.

D. Miguel Pérez recibió el cariño de cuantos quisieron participar en esta celebración, especialmente de uno de sus amigos, D. Guillermo Soriano, que recordó momentos de su infancia, y de su sobrino, D. Valentín Henarejos Pérez, que en nombre de la familia agradeció a su tío su cariño y dedicación. Al finalizar la ceremonia se proyectaron imágenes de la ordenación sacerdotal de D. Miguel Pérez, que tuvo lugar el 19 de marzo de 1964, en Roma.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa