Julio Martínez, durante su discurso inaugural
Iglesia en España Última hora

El rector de Comillas afirma que la eutanasia «minará gravemente la conciencia» sobre la vida humana

Durante la inauguración del curso académico, este mediodía, el rector de la Universidad Pontificia Comillas, Julio Martínez SJ, ha hablado sobre la futura ley de regulación de la eutanasia y el suicidio asistido. «Cada vez más está más cerca una ley que minará gravemente la conciencia de lo que hace que la vida humana sea preciosa y resquebrajará aún más los deberes inderogables de la solidaridad y fraternidad humanas», ha afirmado.

Martínez ha incidido en que «desgraciadamente», la situación de pandemia «no ha hecho repugnante que se reimpulsasen los cambios del ordenamiento jurídico para legalizar el suicidio asistido y la eutanasia». Ha alertado de que «alentar una cultura que acepta complacientemente que algunos pongan fin a su vida como si fuera indigna o descartable, hiere el corazón de las relaciones humanas». «¿Qué reconstrucción se podrá hacer sobre tal individualismo/subjetivismo moral?», se ha preguntado.

También se ha referido a otro proyecto de Ley que se está tramitando actualmente, la LOMLOE. Sobre esta nueva normativa, ha querido «expresar nuestra oposición frontal a cualquier medida ideológica que busque dificultar la supervivencia de colegios y centros universitarios de titularidad no pública».

La situación actual, ha reclamado, requiere «unidad en las cuestiones de fondo: concordia y cooperación, no tactismos ni dualismos que simplifican falsamente los problemas y generan frentismos y crispación».

«Algunos cambios puede que no tengan retorno»

En lo académico, el rector de la Universidad Pontificia Comillas ha asegurado que «todo hace presagiar que el curso va a ser duro, inestable y con sobresaltos» a causa de la pandemia. «Algunos de los cambios que presumíamos transitorios puede que no tengan retorno», ha avisado el rector de la universidad Jesuita, durante la inauguración del curso académico, que ha tenido lugar este mediodía.

Martínez ha emplazado al personal de la universidad a «extremar el celo, tanto docentes como personal de administración y servicios, en el desempeño más cabal de nuestra respectiva función y de nuestra vocación de acompañar a los estudiantes en el descubrimiento de su propia vocación». Pero también ha pedido a los estudiantes a «persistir en el cumplimiento de las rigurosas normas relativas a prevención y seguridad».

«Nos hemos sobrepuesto y reinventado»

Julio Martínez habló también de los imprevistos que tuvieron lugar el pasado curso académico, cuando hubo que interrumpir las clases presenciales y empezar la teledocencia. «En el plano docente, nos hemos sobrepuesto y avanzado y, en cierta medida, reinventado», ha expresado el rector.

Ha querido agradecer el trabajo de toda la comunidad universitaria, por introducir la innovación de manera generalizada, «pues no sólo se han adoptado en aquellos que podrían estar más familiarizados con el uso de la tecnología, ni únicamente en las disciplinas más motivadas por la innovación educativa, sino que todas y cada una de las áreas de conocimiento se han incorporado a esta dinámica innovadora».

La universidad, impacto positivo en la sociedad

«La irrupción de la pandemia, desde el punto de vista de la investigación y la transferencia, ha movilizado nuestra capacidad para ofrecer respuestas a algunos de los problemas que nos asedian. En total se han promovido más de veinte proyectos de investigación y transferencia», ha destacado el rector en su discurso inaugural. Ha querido destacar dos proyectos. El primero, «Mejora de los Procesos de Gestión Hospitalaria post COVID para Centro de Control COVID19 de la Comunidad de Madrid, que permitirá una mejor monitorización de la situación y gestión de los hospitales públicos». El segundo, «el desarrollo de una app de Triaje y Atención psicológica, para evaluar a unos 100.000 pacientes, que está siendo impulsada por un equipo interdisciplinar formado por profesores de psicología, ingeniería, empresariales y salud».

Para estos dos proyectos, Julio Martínez ha señalado la necesidad de «preparar equipos con masa crítica y conexión con las empresas, que puedan responder a las necesidades y recibir apoyo de las nuevas posibilidades que se abren con la ingente cantidad de recursos que van a venir de la UE para ayudar a la reconstrucción/reactivación de la actividad económica y social».

Cambio de rector

Otro de los puntos que ha destacado el rector es que en las «próximas semanas» se pondrá en marcha el proceso para elegir un nuevo rector en la Universidad Pontificia Comillas. Martínez ha querido relacionar este relevo con los futuros cambios que se han ido produciendo y vendrán. «Las instituciones que innovan son las que, como hemos comprobado, mejor soportan los cambios que acontecen externamente y repercuten en ellas, pero también las que mejor asimilan los cambios internos».

Este año se han cambiado ya varios cargos nuevos como la nueva directora del Instituto de la Familia, Ana Berástegui, que sustituye a Fernando Vidal, que llevaba 9 años al frente de esta entidad.  «Quiero también hoy darle las gracias a Fernando por sus nueve años al frente del Instituto, y por su enorme trabajo generoso y su creatividad desbordante», ha señalado Martínez. Asimismo, ha recordado que el profesor Andrés Ramos se ha hecho cargo del IIT (Instituto de Innovación tecnológica), y otros nuevos nombramientos.

Sostenibilidad y energía

La lección inaugural ha sido impartida por el profesor Tomás Gómez San Román, quien ha hablado de «El sector eléctrico, pieza clave en la transición energética». Gómez ha apuntado que la transición ecológica e trata de un «problema complejo», y que «el sector eléctrico es una pieza clave de la transición energética en la dirección que nos marcan los Objetivos de Desarrollo Sostenible».

«Como investigadores, los retos que tenemos por delante son enormes. En las próximas décadas, la innovación en tecnologías, modelos computacionales  de sistemas complejos, el tratamiento de datos y las comunicaciones aplicados a las redes inteligentes, a la movilidad sostenible, y a las industrias y ciudades conectadas, deben conducirnos a soluciones, que hoy por hoy, todavía ni siquiera visualizamos», ha afirmado.

Todo esto se hace necesario en la situación climática actual, con un nivel de emisiones de dióxido de carbono que es «el valor más elevado en los últimos 800.000 años». Además, «de continuar con las políticas actuales, el calentamiento global oscilará entre 3,1 y 3,7 grados centígrados» en vez de los dos grados fijados como límite deseable para este siglo.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME