Iglesia en España Última hora

El Proyecto Mater de Toledo ayuda a nacer a 100 bebés en cinco años

El pasado mes de septiembre se han cumplido cinco años del nacimiento de Proyecto Mater, un proyecto de Cáritas diocesana de Toledo, en el que también participan otras entidades de la archidiócesis: la Fundación Centro de Orientación Familiar (FCOF), la Delegación de Familia y Vida y el Secretariado de Pastoral de la Salud. Esta iniciativa de defensa de la vida ayuda y acompaña a las mujeres en riesgo de aborto o postaborto. En estos cinco años se han atendido a 264 mujeres y se ha ayudado a que se produzcan 100 nacimientos, habiéndose intervenido en 45 municipios de la archidiócesis.

El objetivo de Proyecto Mater —proyecto diocesano con sede en Toledo y en Talavera de la Reina— es defender la vida humana desde el momento de la concepción hasta el final de la misma, trabajando la sensibilización de la población y el acompañamiento de forma integral a mujeres embarazadas en riesgo de aborto y/o que sufren síndrome postaborto.

Proyecto Mater, tal y como ha explicado la coordinadora del Área de Familia, Alicia Medina, se ha convertido en estos cinco años en un referente en la defensa de la vida en la archidiócesis de Toledo y fuera de ella, pues «poco a poco se ha ido conociendo que desde el Proyecto realizamos un acompañamiento integral de las madres para que su prioridad sea tener a su hijo».

En este sentido todo el equipo de profesionales y voluntarios de Proyecto Mater, así como los sacerdotes que acompañan este programa, llevan a cabo una atención cercana y personalizada, «para que así las madres no se encuentren nunca solas y descubran que la Iglesia les acoge», ha apuntado Alicia Medina.

Desde Proyecto Mater se agradece todo el trabajo que se ha realizado en las parroquias «que se han convertido en altavoces del Sí a la Vida», y también «nos están ayudando con las campañas de recogida de productos y enseres para las madres que acompañamos». Así la coordinadora del Área de Familia ha recordado que Proyecto Mater no tiene financiación pública, «por lo que el apoyo de tantos donantes particulares, parroquias, empresas, colegios, cofradías e instituciones ha sido fundamental para poder seguir defendiendo la vida, y ayudando en las demandas y necesidades de las familias».

Acompañamiento integral

Las mujeres que son atendidas en Proyecto Mater, desde una antropología católica, reciben un acompañamiento integral que se traduce en la realización de tutorías y seguimientos, acompañamientos y visitas domiciliarias, así como atención psicológica y espiritual. Además, dentro de la intervención realizada con las familias se prestan los apoyos necesarios para la cobertura de las necesidades básicas, con ayudas que pueden ser en especie o económicas.

Acompañamiento espiritual

Desde el momento en el que se realiza la primera acogida a la mujer participante del proyecto se le informa de qué es Mater y de que su origen es dentro de la Iglesia archidiocesana de Toledo, por lo que el acompañamiento espiritual es fundamental.

Para atender esta dimensión espiritual se realizan a lo largo del año diferentes actividades que fomentan el crecimiento y la experiencia espiritual. Dos sacerdotes se encargan de atender a las mujeres que quieren recibir un acompañamiento espiritual más profundo que les lleve a conocer al que es el Amor y Único capaz de sanar las heridas más profundas del corazón como pueden ser las provocadas por un aborto.

Sensibilización

Aparte de atender y acompañar a todas las madres es una prioridad en Proyecto Mater la sensibilización en torno a la defensa de la vida humana en todas las dimensiones, con iniciativas como la Fiesta por la Mujer y la Vida, que se celebra a finales de febrero y que ha llegado a reunir a 1.000 personas, siendo el evento diocesano que más personas congrega. Esta Fiesta reúne cada año a toda da la Iglesia de Toledo unida en torno al Sí a la Vida, y donde se recuerda que «en nuestra sociedad se está produciendo un ataque a la vida humana, donde tener un hijo se convierte en un problema, cuando la vida es un don. Y donde la persona enferma se convierte en una carga para los demás».

Además, cada 28 de diciembre se organizan vigilias de oración en Toledo y Talavera de la Reina para rezar los no nacidos y seguir insistiendo que el aborto es un crimen, en el que «mueren no solo los inocentes más débiles sino también las madres que abortan».

#25SíalaVida

Y desde el año 2017 se colabora con la ciberacción #25SíalaVida, impulsada por la iniciativa Evangelium Vitae del arzobispado de Toledo. Cada día 25 de cada mes en algún municipio de la archidiócesis y también en Talavera de la Reina se realiza una oración por la vida.

Por Mónica Moreno

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME