Iglesia en España Última hora

El próximo sábado, beatificación en Barcelona del joven laico Joan Roig Diggle

La archidiócesis de Barcelona organiza la ceremonia de beatificación del joven Joan Roig Diggle, martirizado por su fe el día 12 de septiembre de 1936. Será el próximo sábado 7 de noviembre, a las 11.00 horas, en la basílica de la Sagrada Familia cuando el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona, presidirá la Eucaristía,  concelebrada por el arzobispo emérito, el cardenal Lluís Martínez Sistach y el nuncio apostólico, Bernardito Auza. La beatificación se podrá seguir en directo a través del web diocesano, 8TV, Ràdio Estel y Radio María.

A la ceremonia asistirán, además de los familiares del futuro beato, tanto autoridades como los miembros de la Asociación de Amigos de Joan Roig, que ahora hace unos 30 años empezó a promover la causa. El acto se celebrará con una capacidad reducida en un tercio del aforo debido a las actuales circunstancias sanitarias, que también obligan a otras medidas de prevención como por ejemplo mantener una distancia mínima de 1,5 metros, llevar  obligatoriamente mascarilla o lavarse las manos con gel hidroalcohólico cuando sea necesario.

Murió con 19 años

Joan Roig Diggle fue un joven laico que murió con 19 años a los inicios de la Guerra Civil. Nació en la Barcelona de 1917 en una familia catalano inglesa. Su educación empezó en los Hermanos de La Salle. Para iniciar el bachillerato se trasladó a los Escolapios de la calle Diputación. Un problema económico hizo a la familia Roig Diggle, trasladarse al Masnou. Su llegada al Masnou es un gran cambio para Joan Roig, puesto que entra en la Federación de Jóvenes Cristianos de Cataluña.

Joan Roig y Diggle, participaba en las tareas de la Federación, y fue nombrado vicepresidente del Consejo Comarcal de la Federación del Maresme. Un líder nato al que en estas fechas había que eliminar «cueste el que cueste». Según uno de sus biógrafos «el único motivo por el cual lo mataron fue porque era católico». Así mismo aseguró que el joven Diggle «murió porque no tenía miedo de defender a Cristo».

Asesinado de cinco tiros

La noche del 11 de septiembre de 1936, unos milicianos golpearon la puerta de la casa de Joan Roig. Consciente de lo que iba a pasar sumió las Sagradas Formas como viático y se despidió de su madre en inglés diciendo: «God is with me», «Dios está conmigo». Joan Roig Diggle fue asesinado de cinco tiros dirigidos a su corazón y uno de gracia en la nuca. Las últimas palabras que salieron de sus labios fueron: «Que Dios os perdone como yo os perdono».

El acto litúrgico se realiza en el marco del Plan Pastoral «Salgamos», que este año está dedicado precisamente a los jóvenes, y coincide con el décimo cumpleaños de la dedicación de la basílica de la Sagrada Familia por el culto.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME