Internacional

El presidente turco, Erdo?an pide unidad, tras la masacre de Estambul

A man with a Turkish flag walks past a Turkish police officer guarding the scene, during a memorial outside the Reina club following the New Year's day attack, in Istanbul, Turkey, Tuesday, Jan. 3, 2017. The Islamic State group claimed responsibility for the attack killing 39 people saying a “soldier of the caliphate” had carried out the mass shooting to avenge Turkish military operations against IS in northern Syria. (AP Photo/Emrah Gurel)

El presidente turco, Erdo?an pide unidad, tras la masacre de Estambul

En su primer discurso público después de la masacre de Año Nuevo en la discoteca Reina de Estambul, el presidente turco Recep Tayyip Erdo?an, ha dicho hoy que «el país, puesto a prueba por el terrorismo, sabrá reaccionar como una nación sola». «El objetivo principal de los ataques –ha añadido– es el de destrozar nuestro equilibrio, de enfrentarnos los unos a los otros, pero nosotros no cederemos nunca a este plano y reaccionaremos».

Desde el plano de las investigaciones, parece que haya sido comprobada la identidad del autor de la masacre. Lo ha confirmado esta mañana el ministro de exteriores turco, Mevlüt Çavu?o?lu. Por consiguiente ha sido exculpado completamente kirghizo Iakhe Mashrapov de 28 años, confundido ayer con el asesino. El ministro no ha facilitado el nombre del terrorista, ni otros detalles sobre la persona identificada, que todavía sigue huido y en busca y captura por la policía. La agencia Anadolu ha dicho que hasta ahora más de 40 personas han sido detenidas en relación con las investigaciones sobre el asalto armado, reivindicado por el llamado Estado Inslámico (IS), en la discoteca Reina, que provocó 39 muertos y más de sesenta heridos. Según los investigadores, el terrorista –que según el diario turco «Yeni Safak» usaría el nombre en código de Abu Muslim Horasani– ha llegado a Estambul con su mujer hace dos semanas antes del ataque. La noche del atentado, el hombre cambió ocho taxis antes de llegar a la discoteca Reina con dos mochilas una más grande, en la cual escondía el arma automática usada para el ataque, y una más pequeña. Después dejó una de las mochilas en el último de los taxis que tomó para llegar al local. Después de haber perpetrado la matanza, el terrorista se dirigió hacia las cocinas, donde se cambió el abrigo para poderse mezclar entre la gente que huía. El parlamento de Ankara mientras tanto ha decidido prolongar otros tres meses el estado de emergencia, en vigor después del fallido golpe de estado del 15 de julio pasado.

L’Osservatore Romano, 4-1-2017

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email