Internacional

El presidente de Austria destacó el papel del KAICIID

El presidente de Austria destacó el papel del KAICIID en la resolución de conflictos internacionales actuales

 El Presidente Federal de Austria, Dr. Heinz Fischer, destacó el 2 de febrero en la sede del Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) la importancia del diálogo para garantizar la convivencia pacífica, un requisito esencial para la existencia de las futuras generaciones: “Yo considero que el diálogo, un diálogo abierto al debate, y la capacidad de interactuar respetuosamente con los demás puntos de vista -aun cuando no se compartan- son un requisito básico para la convivencia pacífica entre las personas, comunidades, culturas y religiones”.

El discurso del Presidente Fisher en el KAICIID estuvo enmarcado en la Semana Mundial de la Armonía Interconfesional, que se celebra cada año en la primera semana de febrero. En el evento le acompañaron el Secretario General del KAICIID, Faisal Bin Muaammar; el Secretario General Adjunto para Relaciones Externas del KAICIID, Álvaro Albacete; el Embajador de España en Austria, S.E. Alberto Carnero; y el Embajador del Reino Hashemita de Jordania en Austria, S.E. Hussam Al Husseini. El Cardenal Christoph Schönborn, O.P., Arzobispo de Viena, quien en noviembre ofreció un discurso en el Centro, también asistió al evento de ayer.

“En nuestra directiva hay tanto responsables políticos como líderes religiosos. Por esa razón, ninguna religión ni nación determina nuestros programas. Yo estoy convencido de que el diálogo es la mejor forma de fomentar el respeto mutuo que sirve para consolidar la paz”, dijo el Secretario General del KAICIID durante sus palabras de bienvenida a los representantes de las comunidades religiosas y de la comunidad diplomática en Austria.

“Estamos tratando de ayudar a resolver retos globales mediante el diálogo. Cuando líderes religiosos y responsables políticos unen sus esfuerzos mediante el diálogo, pueden crear un cambio positivo”, agregó Bin Muaammar.

El Presidente austríaco, por su parte, relacionó las raíces de diversos conflictos internacionales actuales con manipulaciones causadas por nacionalismos, ideologías y el uso del poder para marginar los derechos individuales o los derechos de los grupos más débiles de la sociedad. Para tender puentes ante la desconfianza y la opresión que afectan a quienes pertenecen a otras religiones, culturas o nacionalidades, “son necesarias las voces de la razón, señales de moderación y disposición a hablar”, afirmó.

Fischer enfatizó que el KAICIID existe para responder a esos objetivos. Como plataforma de diálogo interreligioso, como constructor de puentes para el diálogo interreligioso e intercultural, puede ser un aliado abierto y cosmopolita en el diálogo internacional. Su mandato y su trabajo, según se indica en el Acuerdo para el Establecimiento del KAICIID, fomentan la cooperación y el respeto mutuo en el plano internacional, y promueven un intercambio tolerante de puntos de vista entre comunidades religiosas.

“El KAICIID es la única organización internacional que trabaja con líderes de las cinco grandes religiones del mundo en igualdad de condiciones. El Centro tiene el potencial de, a través de su trabajo, lograr un mejor entendimiento entre las religiones y hacer así una importante contribución al desarrollo y avance de los derechos humanos”, señaló el Presidente.

En su discurso, el Presidente Fischer resaltó que la sobresaliente trayectoria de Austria en la promoción del diálogo entre religiones y culturas ha sido, en tiempos recientes, un valioso activo. Explicó que la guerra de Siria ha causado la mayor oleada de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, y Austria ha recibido uno de los mayores números de refugiados per cápita en Europa. Aseguró que la crisis de los refugiados hace necesario que los países integren de forma rápida y eficaz a un gran número de personas de otras religiones en sus sociedades, haciendo evidente la importancia práctica del diálogo interreligioso.

“La integración a largo plazo de estas personas (los refugiados) en nuestra sociedad es un reto importante. Quiero reiterar que los musulmanes que viven en Austria pueden y deben ser una valiosa parte de nuestra sociedad. Es posible ser un buen musulmán y un buen austríaco a la vez”, afirmó el Presidente.

“La integración de los refugiados en Austria en los próximos años requerirá cada vez más ser parte del diálogo entre religiones. La inclusión de personas vulnerables es una importante responsabilidad social que necesita ser cumplida sabiamente con idea de proteger la cohesión social y la paz social en Austria. No se puede negar el hecho de que eso también implicará problemas. Sin embargo, si no hacemos ese esfuerzo, los problemas serán aún mayores”, agregó.

En sus palabras de bienvenida, el Secretario General del KAICIID, Faisal Bin Muaammar, se refirió al trabajo que hace el Centro Internacional del Diálogo para apoyar la integración de los refugiados en Austria: “Tanto si los refugiados han de volver a hogares en paz o integrarse en nuevas circunstancias, debemos encontrar una forma de ayudar a la gente a aceptar las diferencias y no a temerlas. El diálogo nos ayuda a conseguir eso. Con el diálogo reconocemos que todos somos iguales y compartimos valores esenciales. Las comunidades religiosas han mostrado un gran compromiso y determinación a la hora de apoyar la integración de los refugiados en Austria. Nosotros estamos intentando cumplir con nuestra parte para apoyar esos esfuerzos, ofreciendo a las comunidades religiosas los medios para ayudar a más refugiados”.

S.E. el Embajador Hussam Al Husseini explicó los orígenes de la Semana Mundial de la Armonía Interreligiosa como una iniciativa de Jordania que fue adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas y que ahora se celebra en todo el mundo. También agradeció al Centro Internacional del Diálogo por su trabajo en la promoción del diálogo y se refirió a Viena como centro global para el diálogo.

Sobre el KAICIID

El Centro Internacional de Diálogo (KAICIID) es una organización intergubernamental que utiliza el diálogo para consolidar la paz en áreas en conflicto. Lo hace mediante la mejora de la comprensión y la cooperación entre personas de diferentes culturas y fieles de diferentes religiones. El Centro fue fundado por Austria, Arabia Saudí y España. La Santa Sede es el Observador Fundador. La Junta Directiva está formada por destacados representantes de cinco importantes religiones del mundo: budismo, cristianismo, hinduismo, islam y judaísmo. La Junta diseña y supervisa los programas del Centro.

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email