Iglesia en España Última hora

El portavoz de los obispos, Luis Argüello, se suma a la campaña #ReliSumaMas

El secretario general de la CEE Luis Argüello, obispo auxiliar de Valladolid se ha unido. La tercera quedada tuitera #ReliSumaMás que pide a la ministra de Educación, Isabel Celaá, «diálogo» y «respeto» hacia la libertad de elección de los padres para elegir la formación religiosa y moral acorde a sus convicciones.

En su tuit, el portavoz de los obispos ha aludido a las palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las que aseguraba que uno de los compromisos del ejecutivo era: «Salir juntos, reconstruir, no dejar a nadie atrás». El prelado ha continuado: «¡Cuántas veces lo ha repetido @sanchezcastejon! ¡Cuántas invitaciones dominicales a sumar! Cultivar la dimensión racional, transcendente y fraterna de la persona a la luz del Evangelio, contribuye al bien común #ReliSumaMas».

Además, ha recordado que «la Iglesia ofrece su plena disponibilidad para colaborar en un proceso de reforma educativa que exige tiempo, diálogo y disponibilidad para alcanzar un muy deseable pacto escolar», en alusión al pronunciamiento de la Comisión Episcopal para la Educación y Cultura de la Conferencia Episcopal Española que ha pedido este 18 de junio en un comunicado que la LOMLOE garantice el derecho a la educación y la libertad de enseñanza, al tiempo que defiende la importancia de la asignatura de Religión «comparable a otras asignaturas fundamentales y, por tanto, evaluable de igual manera».

Éxito de convocatoria

Esta campaña ha sumado casi 100.000 publicaciones de apoyo por tercera vez en la red social a favor de la asignatura de Religión. Promovida desde el 4 de mayo por algunas delegaciones diocesanas de enseñanza, grupos de profesores, padres y otros colectivos sociales, ha vuelto a manifestar que la clase política debe tratar con «mayor respeto» la asignatura de religión confesional y buscar las vías de diálogo necesarias para consensuar el pacto educativo.

En Twitter se han podido leer comentarios en los que se manifestaba que «es inadmisible la recurrente práctica política de revisar el modelo educativo estatal cada vez que se produce un cambio de gobierno» por lo que piden al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que «no experimente con la educación en general, ni promueva leyes lesivas contra la asignatura de religión y sus alumnos en particular».

También se ha mostrado el rechazo a la actitud de la ministra de Educación, Isabel Celáa, porque consideran que «no escucha a las familias» y su hoja de ruta «está marcada por una notable carga ideológica y genera problemas gratuitamente la enseñanza de las religiones».

Más del 66% de los alumnos eligen Religión

Las delegaciones han manifestado que de prosperar la LOMLOE en los términos actuales, «se distorsionarían los legítimos intereses de una parte importante de la sociedad civil al imponerse unidireccionalmente sin el consenso de una mayoría parlamentaria suficiente y desoyendo a más del 60% de las familias».

Además, a su juicio, la ley nacerá amortizada porque se diseñó en un contexto pre-COVID que «nada tiene que ver con el paradigma escolar del futuro» y se verá «irremediablemente condenada a la judicialización por incumplimiento de la legislación vigente».

Por último, agradecen el apoyo recibido de todos los participantes en esta iniciativa y animan a las familias a matricular a sus hijos en clase de religión confesional, al proporcionar herramientas culturales para la comprensión de la cultura occidental y el respeto interconfesional, entre otras cuestiones.

Print Friendly, PDF & Email