Santa Sede Última hora

El Papa y el primado anglicano piden más esfuerzos a líderes de Sudán del Sur

El Papa Francisco y el primado anglicano Justin Welby hicieron este jueves un llamamiento conjunto a los líderes de Sudan del Sur para que realicen mayores esfuerzos en implantar la paz alcanzada en el año 2018 y confirmaron su intención de visitar el país. “Estamos felices de ver los pequeños progresos que se han hecho, pero no son suficientes para que su pueblo sienta plenamente los efectos de la paz”, expresa el mensaje que también firma el moderador de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia, Martin Fair.

“En esta época de Navidad”, añade el texto, “recordamos que Nuestro Señor Jesucristo vino al mundo entre los más pequeños” e “invitó a los que desean ser grandes en su reino a ser los siervos de todos”. “Permanecemos atentos en la oración a los compromisos hechos en abril de 2019 en el Vaticano: llevar a su país a implementar el acuerdo de paz de manera armoniosa, y nuestro compromiso de visitar el sur de Sudán a su debido tiempo cuando las cosas vuelvan a la normalidad”, agregan.

“Cuando les visitemos”, escriben los tres líderes cristianos, “queremos ser testigos de una nación cambiada, gobernada por líderes que, como dijo el Santo Padre el año pasado, ‘se toman de la mano, unidos… como ciudadanos comunes’ para ‘convertirse en Padres (y Madres) de la Nación”. “Esta Navidad rezamos para que lleguen a experimentar una mayor confianza entre ustedes y una mayor generosidad en el servicio de su pueblo”, concluyen.

400.000 muertos en la Guerra Civil

La guerra civil desde 2013 ha causado 400.000 muertes y cuatro millones de desplazados, y casi la mitad de la población está afectada por el hambre. La aplicación del acuerdo de paz firmado en 2018 es lenta y gran parte del país sufre la violencia. Además, la situación humanitaria está empeorando debido a la covid y la escasez de alimentos.

En abril de 2019, los líderes políticos de Sudan del Sur se reunieron en el Vaticano para un histórico retiro de tres días y al final de la reunión, Francisco se arrodilló a los pies de todos ellos para besarles los pies como gesto para pedir todos los esfuerzos para evitar el regreso de la guerra.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME