Papa Francisco

El Papa se encuentra con 300 jóvenes, reunidos para preparar el Sínodo

El Papa se encuentra con 300 jóvenes, reunidos para preparar el Sínodo

«El corazón de la Iglesia es joven porque el Evangelio es una linfa vital que lo regenera continuamente», señaló el Papa en el discurso de apertura del presínodo preparatorio de la Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, que se desarrollará en el Vaticano del 3 al 28 de octubre bajo el «Los  jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional».  El encuentro congrega a 300 jóvenes de todo el mundo, con quienes se ha encontrado el Papa Francisco durante toda la mañana del lunes 19 de marzo.

 

Francisco inició el discurso inaugural con una premisa: «Habéis sido invitados como representantes de los jóvenes del mundo porque vuestra contribución es indispensable», porque «Dios ha querido hablar a través de los más jóvenes», como a Samuel, David y Daniel. «A menudo –añadió-, se habla de jóvenes sin interpelarlos». Por ello, hay que tomar en serio a los jóvenes, tantas veces «marginados de la vida pública», en medio de la cultura vigente que, «por una parte, idolatra la juventud, tratando de que no termine jamás, y, por la otra, excluye a los jóvenes de ser protagonistas». «En la Iglesia no debe ser así, ha de ponerse a la escucha de todos los jóvenes, ninguno excluido».

Francisco recordó que el Sínodo de octubre se propone  promover las condiciones para que los jóvenes sean acompañados «con pasión y competencia» en el discernimiento vocacional, «en el reconocer y acoger la llamada al amor y a la vida en plenitud». «Dios ama a cada uno y a cada uno dirige personalmente una llamada».  Y el Sínodo ha de ayudar a que «la Iglesia que redescubra un dinamismo juvenil renovado» y se comprometa en aprender nuevos modos de presencia, cercanía, escucha y acompañamiento hacia los jóvenes.

En el cuarto y último punto del discurso de la reunión presinodal,  Francisco subrayó la necesidad de reapropiarse del entusiasmo de la fe y del gusto de la búsqueda: «Necesitamos reencontrar en el Señor la fuerza para recuperarnos de los fracasos, avanzar y fortalecer la confianza en el futuro. Y tenemos que soñar senderos nuevos, incluso si implican riesgos. Debemos arriesgar, porque el amor sabe arriesgar; sin arriesgar, un joven envejece, y también envejece la Iglesia. Por lo tanto, necesitamos de vosotros, jóvenes, piedras vivas de una Iglesia con rostro joven, pero no maquillado: no rejuvenecido artificialmente, sino reavivado desde dentro». Y es los jóvenes han de apremiar a la Iglesia a «salir de la lógica del “siempre se ha hecho así” y situarse, en modo creativo, en la raíz de la auténtica Tradición».

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El Papa se encuentra con 300 jóvenes, reunidos para preparar el Sínodo, 10.0 out of 10 based on 1 rating
Print Friendly, PDF & Email