Revista Ecclesia » El Papa pide «artesanos de paz» a través del diálogo, la educación y el trabajo
Destacada Santa Sede Última hora

El Papa pide «artesanos de paz» a través del diálogo, la educación y el trabajo

«Que sean cada vez más numerosos quienes, sin hacer ruido, con humildad y perseverancia, se conviertan cada día en artesanos de paz». Así lo ha expresado el Papa Francisco en el texto titulado Diálogo entre generaciones, educación y trabajo: instrumentos para construir una paz duradera, en su mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebra este 1 de enero.

Un mensaje de esperanza en torno a tres caminos: «Diálogo entre las generaciones, la educación y el trabajo», elementos según el Santo Padre, «esenciales para la gestación de un pacto social, sin el cual todo proyecto de paz es insustancial».

Diálogo entre las naciones

«A pesar de los numerosos esfuerzos encaminados a un diálogo constructivo entre las naciones, el ruido ensordecedor de las guerras y los conflictos se amplifica, mientras se propagan enfermedades de proporciones pandémicas, se agravan los efectos del cambio climático y de la degradación del medioambiente, empeora la tragedia del hambre y la sed, y sigue dominando un modelo económico  que se basa más en el individualismo que en el compartir solidario», ha escrito el Papa que recuerda «como en el tiempo de los  antiguos profetas, el clamor de los pobres y de la tierra sigue elevándose hoy, implorando justicia  y paz».

La pandemia «ha aumentado en todos la sensación de soledad y el repliegue sobre uno  mismo», expresa, que incide en cómo «la soledad de los mayores va acompañada en los jóvenes de un sentimiento de impotencia  y de la falta de una idea común de futuro». «Esta crisis es ciertamente dolorosa. Pero también puede hacer emerger lo mejor de las personas. De hecho, durante la pandemia hemos visto generosos  ejemplos de compasión, colaboración y solidaridad en todo el mundo».

Los grandes retos sociales y los procesos de construcción de la paz «no pueden prescindir del diálogo entre los depositarios de la memoria ―los mayores― y los continuadores de la historia  ―los jóvenes―; tampoco pueden prescindir de la voluntad de cada uno de nosotros de dar cabida al  otro» describe Francisco.

Sin raíces, ¿cómo  podrían los árboles crecer y dar fruto?

Un diálogo con efectos evidentes en el cuidado de la casa común, la educación y el trabajo. «La oportunidad de construir juntos caminos hacia la paz no puede prescindir de la educación y el trabajo, lugares y contextos privilegiados para el diálogo intergeneracional», constata el Papa. «Es la educación la que proporciona la gramática para el diálogo entre las generaciones, y es en la experiencia del trabajo donde hombres y mujeres de diferentes generaciones se encuentran ayudándose mutuamente, intercambiando conocimientos, experiencias y habilidades para el bien  común».

Cultura del cuidado

«Me gustaría que la inversión en la educación estuviera acompañada por un compromiso más consistente orientado a promover la cultura del cuidado», destaca el Pontífice. Una cultura que «puede convertirse en el lenguaje común que rompa las barreras y construya puentes».

Millones de actividades económicas y productivas han quebrado; «los trabajadores precarios son cada vez más vulnerables; muchos de aquellos que  desarrollan servicios esenciales permanecen aún más ocultos a la conciencia pública y política; la  instrucción a distancia ha provocado en muchos casos una regresión en el aprendizaje y en los  programas educativos». Al tiempo, «los jóvenes que se asoman al mercado profesional y los adultos  que han caído en la desocupación afrontan actualmente perspectivas dramáticas».

Responsabilidad política y social

Francisco concluye su mensaje  haciendo «un llamamiento a los gobernantes y a cuantos tienen responsabilidades políticas y sociales, a los pastores y a  los animadores de las comunidades eclesiales, como también a todos los hombres y mujeres de buena voluntad» para que «sigamos avanzando juntos con valentía y creatividad por estos tres caminos: el diálogo entre las generaciones, la educación y el trabajo».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa