Iglesia en España Última hora

El Papa lamenta que los cuidadores no tengan reconocimiento y remuneración adecuada

El Papa va desgranado cada miércoles algunos de los posibles contenidos que pueda incluir su próxima encíclica Hermanos todos sobre la amistad social y el mundo post-pandemia. En estas catequesis, Francisco está exponiendo con precisión quirúrgica muchos de los males que nos aquejan como sociedades. Esta mañana el Santo Padre ha abordado la dimensión del cuidado. «Para salir de la pandemia es necesario que sigamos la regla de oro de nuestro ser «hombres y mujeres», que es el «cuidar»», aseguró desde el Patio de San Dámaso. Primero, el Papa recordó que hay que ocuparse de los «cuidadores», tan fundamentales y tan mal pagados y no reconocidos. En segundo lugar, explicó que ese cuidado también debemos aplicarlo a nuestra Casa Común, ya que toda la Creación está interconectada y nuestra salud también depende de la salud del ecosistema. Para ello, recomendó la contemplación. Porque contemplar nos permitirá descubrir que, tanto los demás como la naturaleza, son algo que va mucho más allá de la utilidad que extraigamos de ellos: «descubriremos el valor intrínseco que ha conferido Dios a las cosas». «Contemplar y cuidar: ambas actitudes muestran el camino para corregir y reequilibrar nuestra relación como seres humanos con la creación», ha concluido Francisco, quien además ha invitado a cada uno a sumarnos a esta «revolución del cuidado».

Ante las cerca de 500 personas congregadas en este patio donde debido a las medidas de seguridad por la pandemia se están celebrando las audiencias de los miércoles, el papa Francisco reflexionó sobre la necesidad de volver a la «contemplación» para poder proteger la naturaleza. Francisco volvió hoy a detenerse con los fieles presentes, todos ellos con mascarillas, y comenzó su catequesis explicando que en este tiempo de pandemia «debemos apoyar a quienes cuidan a los más débiles, a los enfermos y a los ancianos».

«Estas personas, bien definidas por el término español “cuidadores”, desempeñan un papel esencial en la sociedad actual, aunque a menudo no reciban ni el reconocimiento ni la remuneración que merecen», señaló. Además también explicó que el cuidado debe abarcar «nuestra Casa Común: a la Tierra y a cada una de sus criaturas».

Print Friendly, PDF & Email