Santa Sede Última hora

El Papa invita a ser manso, «ir a contracorriente de la mentalidad del mundo»

El Papa Francisco, durante el Ángelus de esta mañana en la plaza de san Pedro, ha querido insistir en la necesidad de trabajar por la paz y contra la agresividad. «Queridos hermanos y hermanas, elegid pureza, mansedumbre y misericordia, confianza en el Señor», ha expresado. Acto seguido, ha señalado que es «ir a contracorriente de la mentalidad de este mundo, de la cultura de la posesión, de la diversión sin sentido, de la arrogancia hacia los más débiles».

Ha explicado esto centrándose en las bienaventuranzas, de las que ha destacado la tercera («bienaventurados los manos, porque ellos heredarán la tierra»), y la segunda: «Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados». Sobre esta, el Santo Padre ha señalado que «parecen palabras contradictorias, porque el llanto noes un signo de alegría», ha apuntado. Pero ha destacado que son bienaventurados porque «confían en el Señor y se ponen a su sombra, no son indiferentes ni tampoco endurecen sus corazones con el dolor».

Invitación a negociar la paz en Nagorno Karabaj

Francisco ha querido recordar el conflicto de Nagorno Karabaj. «Quisiera renovar mi llamamiento a responsables de las partes en conflicto para intervenir cuanto antes y  quese detenga todo este derramamiento de sangre», ha clamado en la plaza de san Pedro. Y ha invitado a los actores a que se comprometan «a una sincera negociación con la comunidad internacional, y estoy cercano a todos los que están sufriendo y pido la intercesión de los santos para la paz en sos lugares».

Un nuevo beato

El Santo Padre también se ha referido a la beatificación, ayer, de Michael J.McGivney, fundador de los Caballeros de Colón, en la catedral de san José en Hartford, en Connecticut. El Papa Francisco ha señalado que McGivney fue un beato «comprometido en la evangelización y que se dio para ayudar a los más necesitados, que su ejemplo estimule a todos a ser testigos del evangelio de la caridad».

Al tiempo, quiso señalar que, en la jornada de hoy, en que la Iglesia celebra Todos los Santos,  «nos recuerda la vocación personal y universal a la santidad, y nos propone los modelos seguros de este camino, que cada uno recorre de manera única e irrepetible, según la “fantasía” del Espíritu Santo». También ha revelado que mañana, Día de los Fieles Difuntos, celebrará la Eucaristía en el cementerio teutónico, y ha pedido a todo el mundo que acuda a los cementerios que lo haga respetando las restricciones sanitarias.

Regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

REGISTRARME