Opinión

El Papa Francisco y los teólogos

El Papa Francisco y los teólogos, por Fidel García Martínez

En el encuentro del Papa Francisco con los teólogos ha dejado muy en claro cuál es la función y misión de los teólogos en la Iglesia, que no es otra que estudiar, analizar y proponer la fe de la Iglesia para servicio de los fieles, según las directrices del Magisterio de la Iglesia quien es quien tiene la autoridad para la interpretación correcta de la verdad revelada en la Escritura. También es misión del teólogo estar al servicio de la Jerarquía en aquellas cuestiones que se les pida su autorizada opinión para una mejor comprensión-aplicación de las verdades teológicas y morales.

El papa advierte del peligro que asecha al teólogo como es el de convertirse en un experto en analizar cuestiones imaginarias sobre temas sobre los que se ha pronunciado la Fe de la Iglesia. Esto se puede observar muy especialmente en la Cristología, donde proliferan toda clase de ocurrencias sin más fundamento que la erudición libresca de las escuelas. Algunos cuestionan la historia de Jesús de Nazaret (humanidad) y otros la Fe de Cristo (Divinidad). No faltan los que pretenden erradicar todo lo sobrenatural de los Evangelios y los desmitifican, inspirados en una hermenéutica existencial sin historia ni credo. La verdad sobre las naturalezas humana y divina de Jesucristo, unidas en la Persona del Verbo encarnado, como aparece en el prólogo del Evangelio de San Juan, y definido solemnemente en el concilio de Calcedonia es el fundamento de toda Cristología. La división: Cristología Descendente o Cristología Ascendente, es una pura ocurrencia, si no llega a la conclusión: EL VERBO SE HIZO CARNE Y HABITÓ ENTRE NOSOSTROS.

Fidel García Martínez

Print Friendly, PDF & Email