Opinión

El Papa Francisco y la inteligencia artificial

El Papa Francisco no solo está comprometido con el dogma, moral y la espiritualidad de la Iglesia católica de la que es sucesor de San Pedro, a quien Jesús le ha encomendado principalmente todos los fieles católicos de to el Mundo, por el que está extendida la Iglesia, entre los consuelos de Dios y las persecución de los hombres. Su magisterio se extiende a los temas que afectan a todo los seres humanos. A cuestiones como el cuidado de la casa común, que es la Tierra, sometida a ataques continuos, que amenazan a todos católicos o no, a todos los hombres mujeres de buena voluntad quieren hacer llegar su preocupación, a la defensa de la Amazonía ha dedicado un documento extraordinario por su forma y por su fondo, el testimonio más elocuente es la encíclica Laudato Sí, sobre los graves problemas medio ambientales; el problema grave de los emigración; la denuncia en todos los foros internacionales en los que le dejan participar contra los ataques de la vida humana (aborto, eutanasia, esclavitud sexual,) el tráfico de personas, la esclavitud social y laboral de millones de niños y mujeres.

Otro foco de atención del Papa Francisco está relacionado con las TIC (Tecnologías de la Comunicación e Información), con el universo especial de la redes sociales, Internet, lo relacionado con la AI inteligencia Artificial, y sus grandes posibilidades para el futuro. En su alocución a los integrantes de la Pontifica Academia para la Vida, con la presencia del Presidente del Parlamento Europeo, el Director General de la FAO, además de importantes autoridades y personalidades en la campo de la tecnología informática, se ha centrado muy esencialmente en el sofisticado mundo de la IA, que para el Papa Francisco, está en el corazón mismo del cambio de época que estamos atravesando; la innovación digital afecta, según el Papa, a todos aspectos de la vida tanto personales como sociales: economía, educación, sanidad, y todos los demás dimensiones. La era digital modifica toda nuestra concepción del espacio del tiempo. Nos afecta de forma muy por cuanto lo límites físicos de nuestras relaciones personales están abiertas y sin fronteras físicos. Para el Papa todas las nuevas tecnologías digitales son simple instrumentos y medios, cuya bondad esencial no admite discusión, la maldad o bondad  de las redes sociales IA, depende del uso. Sin embargo, los peligros del mal uso por parte de los usuarios  pueden venir y de hecho vienen de los intereses privados de unos pocos, que son los que imponen los modos de pensar , consumir y de entretenimiento a los usuarios que con frecuencia quedan reducidos a simples consumidores. El  Papa habla de forma crítica de que las grandes corporaciones tecnológicas controlan con sofisticados algoritmos la vida personal de los usuarios; sus gustos, preferencias culturales, políticas y religiosas y ponerlas al servicio de las empresas que compran y venden información. Los peligros son evidentes, porque las desigualdades aumentan a medida que unos pocos saben casi todo de los usuarios,  además  de acumular mucho poder y riqueza en pocas manos, lo que para el Papa supone un peligro para la democracia real y formal. A pesar de todos estos peligros reales el Papa tiene una opinión muy positiva de las redes sociales, y muy especialmente de la IA, como regalo de Dios; son instrumentos cuyo potencial como medios para la humanización y la evangelización deben ser estimado y utilizados con prudencia y sin ninguna prevención por la Iglesia Católica. El Papa además utiliza  un término muy expresivo como es el de “álgor-ética”, que pretende asegurar una verificación competente y compartida de los procesos mediante los cuales se integran las relaciones entre los seres humanos y las máquinas en nuestra era. Alienta a todos los responsables de las TIC para que con audacia y discernimiento se impliquen con osadía y responsabilidad buscando formas para un uso responsables y moral para el bien de la familia humana.

Print Friendly, PDF & Email