Santa Sede

El Papa Francisco visitó a la Comunidad de Sant´Egido en el Trastevere

El Papa Francisco visitó a la Comunidad de Sant´Egido en el Trastevere

A la comunidad de Sant Egidio: “Continuad por el camino de la oración, los pobres y la paz”

El Santo Padre visitó, el domingo por la tarde, la Comunidad de Sant’Egidio en el barrio romano de Trastevere. El Papa en su discurso habló de la oración que ”preserva al hombre anónimo de la ciudad de las tentaciones, que también pueden ser las nuestras: el protagonismo por el cual todo gira a su alrededor, la indiferencia, el victimismo. La oración -dijo- es el primer trabajo de vuestra comunidad, y consiste en escuchar la Palabra de Dios, el pan que nos da fuerza y que nos ayuda a continuar… Quien mira al Señor, ve a los demás. También vosotros habéis aprendido a ver a los demás, especialmente a los más pobres; y os deseo que viváis lo que ha dicho el profesor Riccardi (presidente de la comunidad n.d.r) que entre vosotros se mezcla el que ayuda y quien es ayudado. Una ayuda que poco a poco deja de ser ayuda para convertirse en el encuentro, en un abrazo. ¿Quién es el protagonista? Los dos, o, mejor dicho, el abrazo”.

Francisco se alegró al ver entre la gente a muchos ancianos y recordó la importancia de la alianza entre jóvenes y ancianos en la que todos reciben y dan. ”Un pueblo que no cuida a sus ancianos y que no cuida a sus jóvenes -añadió- es un pueblo sin futuro, un pueblo sin esperanza. Porque los jóvenes -niños, jóvenes- y las personas mayores llevan la historia hacia adelante. Los niños y los jóvenes con su fuerza biológica y los ancianos, dándoles la memoria. Pero cuando una sociedad pierde su memoria, se acabó, está terminada”. Asimismo el Papa habló de la cultura del descarte que actualmente vive Europa. ”Una Europa cansada que no sabe qué hacer”. ”Tenemos que ayudarla a rejuvenecer -dijo-, ayudarla a encontrar sus raíces. Es verdad que ha renegado de sus raíces pero tenemos que ayudarla a encontrarlas”. De esta manera recordó que la sociedad se inicia a cambiar desde los pobres y los ancianos. ”Pobres que por desgracia hoy en día son siempre más pobres por culpa de la economía especulativa que les priva de lo esencial como la casa y el trabajo. ¡Es inaceptable! Quien vive la solidaridad no lo acepta y reacciona. Muchos quieren quitar del diccionario esta palabra -solidaridad- porque algunas la ven como una palabrota. Pues ¡no!, -reiteró- es una palabra cristiana”.

El Papa animó a todos los que colaboran con la Comunidad desde otros países a ser amigos de Dios, de los pobres y de la paz: ”Porque quien vive así encontrará bendiciones en la vida y será una bendición para los demás”. Antes de finalizar recordó la necesidad de la oración y el diálogo, éste último desde la propia identidad. ”Seguid hacia delante por el camino de la oración, los pobres y la paz -concluyó-. Caminando así ayudáis a que crezca la compasión en el corazón de la sociedad, que es la verdadera revolución, esa de la compasión y de la ternura. Y también a que crezca la amistad en lugar de los fantasmas de la enemistad y la indiferencia”.

 

Ciudad del Vaticano, 16 junio 2014 (VIS).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email