Papa Francisco

El Papa Francisco recibirá a los jefes de Estado de la Unión Europea

El Santo Padre recibirá en el Vaticano a los jefes de Estado de la Unión Europea

Se cumplen 60 años del primer tratado de Roma que dio origen a a la UE

El papa Francisco recibirá el próximo 24 de marzo en audiencia en el Vaticano, a los Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, llegados a Italia para conmemorar el 60º aniversario del Tratado de Roma.

Lo informó hoy el director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Greg Burke, precisando que la audiencia se realizará en la Sala Regia del Palacio Apostólico.

El primer tratados de Roma, firmado el 25 de marzo de 1957, por Alemania Federal, Bélgica, Francia, Italia, Luxemburgo, y los Países Bajos, fue el que dio origen a la Unión Europea. En 1958 se creó la Comunidad Económica Europea (CEE), que en un principio establecía una cooperación económica cada vez más estrecha entre dichos países. Posteriormente, se creó un gran mercado único con moneda única, adoptada por casi todos los países de la UE.

La Unión Europea es una asociación económica y política única en su género y compuesta por 28 países europeos que abarcan juntos gran parte del continente.

El Santo Padre recibió el 6 de mayo de 2016 en el Vaticano, el Premio Internacional Carlomagno, que reconoce la contribución dada por el Pontífice a la unidad europea y como voz de la conciencia en defensa de los valores de Europa.

Francisco que no es favorable a aceptar este tipo de galardones hizo una excepción porque dijo, quiso entregarlo a una Europa que debe reforzar su identidad cristiana.

Forma parte del premio un pergamino el cual indica: “Que el Santo Padre nos dé el coraje y la confianza para hacer nuevamente de Europa aquel sueño que hemos osado soñar durante 60 años”.

Europa occidental es un continente que ha registrado seis décadas sin conflictos armados, un período de tiempo de paz nunca antes conocido en la historia de un continente.

El 25 de noviembre de 2014, en Francia ante el Parlamento Europeo con sede en Estrasburgo, el Santo Padre en su discurso recordó que las raíces cristianas favorecen la identidad de Europa y la protegen del utilitarismo, terrorismo y cultura del descarte. Invitó así a defender la vida, la familia, lo creado. Crear trabajo para los jóvenes y acoger a los inmigrantes.

Sergio Mora

(ZENIT- Ciudad del Vaticano, 3-3-2017).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email