Papa Francisco

El Papa Francisco recibió en audiencia a Aung San Suu Kyi, ministra de Relaciones Exteriores de Birmania

El Papa Francisco recibió en audiencia a Aung San Suu Kyi, ministra de Relaciones Exteriores de Birmania

Birmania reanuda relaciones plenas con la Santa Sede

La líder democrática y luchadora pacífica contra el régimen militar, no pudo ser presidente debido a la constitución heredada

 El papa Francisco ha recibido en audiencia a Aung San Suu Kyi, ministra de Relaciones Exteriores de Birmania, oficialmente República de la Unión del Myanmar.

Un encuentro entre Francisco que llega de un viaje a Egipto como mensajero de paz y San Suu Kyi líder, de lucha democrática no violenta en Birmania.

Como broche de oro de esta audiencia concedida por el Papa, se han restablecido relaciones diplomáticas a nivel de Nunciatura Apostólica por parte de la Santa Sede, y de Embajada por parte de Birmania, confirmó la Oficina de prensa de la Santa Sede en un comunicado.

Ella vestía un vestido amarillo y azul,  y estaba acompañada por su séquito de cuatro personas. El Papa les recibió en la sala del troneto, y el coloquio privado que duró 23 minutos fue en la biblioteca, con la ayuda de un intérprete. La canciller le regalo un objeto de alabastro de la tradición birmana y el Santo Padre una nueva medalla que representa un ramo de arbusto seco que florece y da fruto, además de sus tres documentos: la “Amoris laetitia”, la “Evangelii gaudium” y la “Laudato sii’ “.

Aung San Suu Kyi, asumió el 30 de marzo de 2016 a los Ministerios de Exteriores, Energía, Educación y la Oficina de la Presidencia. No pudo asumir la presidencia del gobierno a pesar de que ganó las elecciones de noviembre de 2015, porque la constitución dejada por los militares prohíbe ocupar el puesto a quienes tengan hijos con pasaporte extranjero y los de Suu Kyi tienen nacionalidad británica.

Líder por la democratización de Birmania, bajo arresto domiciliario por un total de 15 años y algunos períodos en prisión, por orden del gobierno militar. Recibió el apoyo internacional a través de numerosos galardones, como en 1991 el Premio Nobel de la Paz. Prefirió quedarse privada de la libertad en su país que irse y no regresar como le había propuesto el régimen.

Sergio Mora
San Suu Kyi (Wikicommons Claude TRUONG-NGOC)

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 4 mayo 2017).-

Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.