El Papa francisco durante la misa de hoy
Coronavirus Santa Sede

El Papa Francisco pide orar por los desempleados por la pandemia

Coincidiendo con la festividad de San Timoteo, el Papa Francisco ha pedido hoy en su misa diaria por las personas que no tienen empleo. «En estos días mucha gente ha perdido el trabajo, o no han sido llamados de nuevo a trabajar, o trabajaban ilegalmente. Oremos por estos hermanos nuestros, que sufren la falta de trabajo».

Por otro lado, durante la homilía en la capilla de la casa de santa Marta, Francisco ha reflexionado acerca de la promesa del Espíritu Santo. «El Espíritu santo que habita en nuestros corazones, y que el Padre y el Hijo envían para acompañarnos en la vida. Te acompaña para no caer. Te mantiene firme, está cerca de ti para sostenerte».

El Pontífice ha explicado que el oficio del Espíritu Santo es «enseñar y recordar. Nos enseña el misterio de la fe, nos enseña a entrar y entender un poco más  el misterio. Y nos enseña la doctrina de Jesús. Nos enseña cómo desarrollar nuestra fe sin equivocarnos. Porque la doctrina crece, pero siempre en la misma dirección y el Espíritu Santo nos ayuda a crecer en la comprensión de la fe. Hará crecer en nosotros y llevar a madurez la doctrina del Señor».

Según Francisco, «otra cosa que hace el Espíritu Santo, como dice Jesús, es recordar. Es como la memoria que nos despierta, nos mantiene despiertos, atentos siempre a las cosas del Señor. Pero también nos hace recordar nuestra propia vida. Nos lleva a la memoria de la salvación, a la memoria de lo que nos ha enseñado Jesús, pero también a la memoria de la propia vida. La memoria del camino de la vida».  «En esta memoria el Espíritu Santo nos guía para discernir qué tengo que hacer ahora, cuál es el camino correcto y cuál el equivocado. Incluso en las pequeñas decisiones, si le pedimos luz al Espíritu Santo, Él nos hará discernir para tomar la decisión correcta».

El Santo Padre ha finalizado su homilía recordando que «el Evangelio le da un nombre al Espíritu Santo: es el don de Dios. Que el Señor nos ayude a cuidar este don que nos ha dado en el bautismo, y que todos nosotros tenemos dentro».

Print Friendly, PDF & Email