Santa Sede

El Papa Francisco pide a los obispos humildad y austeridad

PAPA-FRANCISCO

El Papa Francisco recibió este mediodía en audiencia a los nuevos Obispos nombrados recientemente, a quienes los exhortó a siempre acoger a las personas con abnegación, con entrega, en medio de ellos, evitando el escándalo de ser “Obispos de aeropuerto”.

En su discurso, el Santo Padre reflexionó sobre la primera carta de San Pedro: “apacienten el Rebaño de Dios, que les ha sido confiado; velen por él, no forzada, sino espontáneamente, como lo quiere Dios; no por un interés mezquino, sino con abnegación; no pretendiendo dominar a los que les han sido encomendados, sino siendo de corazón ejemplo para el Rebaño”.

¡Que estas palabras –exclamó el Papa– sean esculpidas en su corazón! Estamos llamados a ser pastores no de nosotros mismos, sino del Señor y no para servirnos a nosotros mismos, sino al rebaño que se nos ha confiado”. Y explicó a los Obispos qué significa “pacer”: esta palabra significa: acoger con magnanimidad; caminar con el rebaño; y estar siempre al lado del rebaño.

“Acoger con magnanimidad: que su corazón sea tan grande como para poder dar cabida a todos los hombres y mujeres que encuentren a lo largo de los días y que encontrarán y buscarán a la hora que se pongan en camino en sus parroquias y en todas sus comunidades”.

Respecto al segundo pensamiento, “caminar con el rebaño”, el Papa Francisco explicó que ello significa acoger a todos para caminar juntos. El Obispo comparte con sus fieles las alegrías y las esperanzas, las dificultades y los sufrimientos, como hermanos y amigos, como padres capaces de escuchar, comprender, ayudar y orientar.

“Y caminando quisiera señalar el afecto hacia sus sacerdotes. Ellos son el primer prójimo del Obispo, los colaboradores esenciales para buscar el consejo y la ayuda, cuídenlos como padres, hermanos y amigos. Entre las primeras tareas que tiene está la del cuidado espiritual del presbiterio, pero no se olviden de las necesidades humanas de cada sacerdote, sobre todo en los momentos más delicados y más importantes de su ministerio y de su vida”.

Luego el Papa habló de la presencia del Obispo en la diócesis.

“Sean pastores con olor a oveja, presentes en medio de su gente como Jesús el Buen Pastor. Su presencia no es secundaria, es indispensable. La pide la propia gente, que quiere ver a su obispo caminar con ellos, para estar cerca de él. ¡Tienen necesidad para vivir y respirar! ¡No se cierren!”

“Bajen en medio de sus fieles, incluso en las periferias de sus diócesis y en todas las ‘periferias existenciales’, donde hay sufrimiento, soledad, degradación humana. La presencia pastoral significa caminar con el pueblo de Dios: delante, señalando el camino; en el medio, para fortalecer en la unidad; detrás, para que nadie quede atrás, pero, sobre todo, para seguir el olfato que tiene el pueblo de Dios para encontrar nuevos caminos”.

El Papa Francisco también habló del “estilo de servicio” que ha de dar el Obispo a su grey: “la humildad, la austeridad”. Nosotros los pastores no somos hombres con “psicología de príncipes”. Y les pidió que estén atentos en no caer en el “afán de carrera”.

“Hombres ambiciosos –ha continuado– que son esposos de esta Iglesia, a la espera de otra mejor o más rica. ¡Esto es un escándalo!. Si llega un penitente y te dice: yo estoy casado, vivo con mi mujer, pero miro continuamente a otra mujer que es más guapa que la mía. ¿Es pecado, Padre?. El Evangelio dice: es pecado de adulterio. ¿Existe el adulterio espiritual? No lo sé, piénsenlo ustedes. No estén a la espera de una mejor, más importante, más rica. Tened cuidado de no caer en el espíritu del ‘carrerismo’. ¡Esto es un cáncer!”.

“No es solo con la palabra, sino sobre todo con el testimonio concreto de nuestra vida que somos maestros y educadores de nuestro pueblo”, agregó.

“El tercer y último elemento: quedarse con el rebaño. Me refiero a la estabilidad, que tiene dos aspectos específicos: ‘permanecer’ en la diócesis, y permanecer en ‘esta’ diócesis, sin buscar cambios o promociones. No se puede conocer, realmente, como pastores, el propio rebaño, caminar delante, en medio y detrás de él, cuidarlo con la enseñanza, la administración de los Sacramentos y el testimonio de vida, si no permanecemos en la diócesis”.

El Congreso anual de nuevos Obispos, que concluye hoy, ha sido organizado por la Congregación de los Obispos y por la Congregación de la Iglesias Orientales. El Congreso estuvo centrado en la figura del obispo como pastor. Este año han estado presentes también 26 nuevos obispos orientales, ausentes en el Congreso de 2012, ya que se habían encontrado con Benedicto XVI durante su visita apostólica al Líbano

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
El Papa Francisco pide a los obispos humildad y austeridad, 9.9 out of 10 based on 17 ratings
Print Friendly, PDF & Email