El Papa Francisco está sorprendido por la descontextualización de sus palabras

El Papa Francisco está sorprendido por la descontextualización de sus palabras

Las explica el sustituto de la Secretaría de Estado, Mons. Angelo Becciu, en una entrevista

El sustituto de la Secretaría de Estado de la Santa Sede, Mons. Angelo Becciu, ha dicho este jueves que el papa Francisco está sorprendido porque sus declaraciones en el vuelo de regreso a Roma sobre la apertura a la vida, la paternidad responsable y el tesoro de tener un hijo fueran descontextualizadas por la mayoría de medios de comunicación.
El arzobispo, uno de los más estrechos colaboradores del Pontífice argentino, le acompañaba en el viaje a Sri Lanka y Filipinas y estaba presente en la rueda de prensa durante el vuelo de vuelta de Manila a Roma. Así que, escuchó personalmente las preguntas de los periodistas y las respuestas del Santo Padre. Por ese motivo, Mons. Becciu ha podido reconstruir el sentido auténtico de las palabras del papa Francisco en una entrevista con el diario italiano Avvenire.
Tras preguntarle si el Pontífice argentino se sintió identificado con la interpretación mayoritaria que los medios dieron a las declaraciones en las que decía que para ser un buen católico no es necesario tener hijos como conejos, el arzobispo italiano ha señalado que «al ver los titulares de los periódicos, el Santo Padre, con quien hablé ayer, sonrió y dijo que se había sorprendido un poco por el hecho de que esas palabras, que fueron voluntariamente sencillas, no hubieran sido completamente contextualizadas, respecto a una cita clarísima de la Humanae Vitae sobre la paternidad responsable».
«El Papa Francisco es un gran admirador de Pablo VI, así lo ha manifestado en varias ocasiones. Ha sido él quien lo ha beatificado y en Filipinas, hace pocos días, contemplando una nación tan joven, ha querido subrayar que la postura mantenida en 1968 por Pablo VI fue profética», ha destacado.
Además, ha explicado que el Santo Padre al hablar de tres hijos por matrimonio en absoluto habría querido indicar un número cerrado: «Con el número tres se refirió únicamente al número mínimo que los sociólogos y demógrafos indican que asegura la estabilidad de la población. De ningún modo el Papa quería decir que ese sea el número correcto de hijos para todos los matrimonios». Ya que, ha proseguido, «cada matrimonio cristiano, a la luz de la gracia, está llamada a discernir, según una serie de circunstancias humanas y divinas cuál es el número de hijos que debe tener».
Por último,el sustituto de la Secretaría de Estado ha reconocido que «el Papa está realmente disgustado de que se haya creado semejante desconcierto. Él no quería de ninguna manera menospreciar la belleza y el valor de las familias numerosas». «En la Audiencia General, ha afirmado que la vida es siempre un bien y que tener muchos hijos es un don de Dios por el que hay que darle gracias», ha concluido.
MADRID, 22 de enero de 2015 (Zenit.org) –
Print Friendly, PDF & Email

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.