El Papa Francisco envió una carta al diario italiano ‘La Stampa’ que cumple 150 años
Papa Francisco

El Papa Francisco envió una carta al diario italiano ‘La Stampa’ que cumple 150 años

El Papa Francisco invita a los medios a no olvidarse del ‘océano de bien’ que hay en el mundo

 El Papa Francisco envió una carta al diario italiano ‘La Stampa’ que cumple 150 años

Francisco escribe al diario de Turín por sus 150 años

Contar lo que sucede en el mundo actual, pero “sin olvidarse nunca del ‘océano de bien’ que nos hace mirar al futuro con esperanza”. Esta es la invitación del papa Francisco a los medios de comunicación en la misiva que escribió para el diario italiano ‘La Stampa’, de la ciudad de Turín, que hoy cumple 150 años y que para el festejo ve reunidas a personalidades de todo el mundo .

“El inicio de 2017 se presenta lleno de conflictos, violencia, odio, terrorismo y ataques armados imprevisibles” y la “incapacidad de encontrar soluciones negociadas y no violentas”, así como los intereses económicos, el tráfico de armas, la pobreza están entre las causas de esta guerra, señala el Pontífice.

“Una guerra que provoca cada día numerosas víctimas inocentes, que roba cada día la vida a muchos niños y que contribuye a mover grandes masas que huyen de las bombas y de la destrucción”. Y al ver las consecuencias de la crisis económica “no podemos cerrar los ojos delante del abismo al que corremos al devastar el ambiente, depredando nuestra tierra, sin pensar mínimamente en las generaciones futuras”.

Delante de esto el Papa pide “no nos dejemos robar la esperanza, porque si el mal aparece amenazador e invasivo, existe el bien, un océano de bien que opera en el mundo”.

Ese bien “tiene el rostro de los que socorre a las víctimas de los bombardeos en Siria”, de quienes “reciben a los migrantes sin ceder a la tentación de cerrarse, de quien no se resigna a ver en el otro, en el diverso a un enemigo”; de quien trabaja “por los niños y jóvenes sin futuro; de los voluntarios en los hospitales; o de quien comparte el tiempo con los ancianos de nuestras ciudades”.

El Pontífice pide así “vencer la globalización de la indiferencia” la “petrificación del corazón, que nos hace acostumbrarnos a los coches bomba y a su brutal carga de muerte, a los inmigrantes que se ahogan en el Mediterráneo en barcazas transformadas en ataúdes, a los sintecho que mueren de frío en nuestras calles sin que esto sea noticia”. Porque “la vida nos ha sido donada y se nos ha invitado a compartirla interesándonos de los demás”.

Un segundo desafío, señala el Pontífice es buscar “soluciones integrales para combatir la pobreza, restituir la dignidad a los descartados” así como “custodiar la naturaleza partiendo del bien más precioso que allí vive, la vida humana”.

El Papa concluye su misiva recordando al Niño Jesús que nació en Belén “en el mundo de la precariedad” y que “sigue interpelándonos”. Porque “la paz, la justicia se construyen día a día, reconociendo que la dignidad de cada vida humana no se debe suprimir, a partir de la más pequeña e indefensa, y reconociendo en cada ser humano a nuestro hermano”.

Francisco escribe al diario de Turín por sus 150 años

(ZENIT – Roma, 9-2-2017).-

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email