Papa Francisco

El Papa Francisco: “En nombre de la Iglesia y de los pobres y enfermos, agradezco a las Hermanas de la Caridad de Don Orione”

El Papa Francisco: “En nombre de la Iglesia y de los pobres y enfermos, agradezco a las Hermanas de la Caridad de Don Orione”

 

 (RV, 26-5-2017).- Con su cordial bienvenida a las religiosas del Instituto fundado por San Luis Orione, el Papa Francisco recibió a las participantes en el Capítulo General, abrazando idealmente en su saludo a las más débiles y enfermas y a las Contemplativas de Jesús Crucificado y a las Sacramentinas invidentes.

El Obispo de Roma destacó la importancia del tema elegido para su encuentro y les agradeció en nombre de la Iglesia el apostolado y misión que desarrollan ejercitando la caridad hacia el prójimo, en especial hacia los más pobres, abandonados y excluidos:

«Como expresa muy bien el tema que han elegido para este XII Capítulo General: ‘Donarse todas a Dios para ser todas del prójimo. Pequeñas Hermanas Misioneras de la Caridad: discípulas misioneras, testigos alegres de la caridad en las periferias del mundo’.

En nombre de la Iglesia y de tantos pobres, en especial mujeres y niños, y de tantos enfermos físicos y psíquicos que asisten, les agradezco por vuestro trabajo apostólico en las diversas actividades de pastoral juvenil, en las escuelas, en los hogares para ancianos, en los pequeños ‘Cottolengos’, en las catequesis y en los oratorios, con las nuevas pobrezas y en todos aquellos lugares en los que les ha colocado la Divina Providencia».

Haciendo hincapié en que se llaman y son por vocación ‘misioneras’, es decir evangelizadoras, y, al mismo tiempo están al servicio de los pobres, el Papa les recordó que están llamadas a reconocer en los más desfavorecidos a Cristo y las alentó a perseverar en su testimonio y a mostrar la belleza del amor de Dios a todos:

«Con esa belleza llenen el corazón de quienes encuentren. Que la cercanía, el encuentro, el diálogo y el acompañamiento sean vuestro método misionero. Y nunca se dejen robar la alegría de la evangelización».

El Santo Padre reiteró el centro de la misión de la Iglesia, cuyo centro es Jesús:

«En la Iglesia la misión nace del encuentro con Cristo, el enviado del Padre que ahora nos envía a nosotros. Es Él el que nos llama y nos manda. El centro de la misión de la Iglesia es Jesús. Como discípulas están llamadas a ser mujeres que trabajan asiduamente para trascenderse a sí mismas, proyectándose hacia el encuentro con el Maestro y con la cultura en la que viven».

Sin olvidar ninguna de las características obligadas de todo misionero afianzado en el Señor, audaz y creativo, con la mirada del Buen Pastor, lejos de las comodidades y de las cosas mundanas, para que llegue a todos la Buena Noticia que es Cristo, el Papa alentó a los otros Institutos y movimientos fundados por Don Orione, con los que integran una familia. Y antes de concluir les presentó un modelo especial para misionar y servir en el mundo de hoy:

«Concluyo proponiéndoles como ejemplo para su misión y su servicio a los pobres el icono de la Visitación. Como la Virgen María, pónganse en camino, de prisa – no con la prisa del mundo, sino con la de Dios – y llenas de la alegría, que habita en vuestro corazón, canten su magníficat. Canten el amor de Dios a toda criatura. Anuncien a los hombres y mujeres de hoyque Dios es amor y puede colmar de significado el corazón de aquel que lo busca y se deja encontrar por Él».

(CdM – RV)

Foto:  Don Orione

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email