Revista Ecclesia » El Papa Francisco en el día de los fieles difuntos: «Nuestros seres queridos fallecidos continúan cuidándonos desde el Cielo»
Destacada Santa Sede Última hora

El Papa Francisco en el día de los fieles difuntos: «Nuestros seres queridos fallecidos continúan cuidándonos desde el Cielo»

El Papa Francisco ha celebrado este 2 de noviembre la misa por los difuntos. «Nuestros seres queridos fallecidos continúan cuidándonos desde el Cielo», ha expresado el Papa en el cementerio militar francés de Roma donde depositó flores blancas y se detuvo a rezar ante las tumbas de los soldados muertos en la guerra.

El Santo Padre ha dedicado esta celebración eucarística por los fieles difuntos a las víctimas de la guerra: «Son tumbas que claman por la paz, dijo, luchemos para que las economías no se fortifiquen por la industria de las armas».

 

«Tú que caminas, detén tu paso, y piensa en tus pasos en el último escalón»

El llamamiento del Papa Francisco ha resonado con fuerza entre los cipreses y los olivos del Cementerio Militar francés de Roma, donde ha recorrido lentamente en procesión el largo pasillo que separa las extensiones de verde y las lápidas de los soldados franceses muertos durante la Segunda Guerra Mundial.

Todas las lápidas son iguales: una cruz de mármol y las palabras grabadas mort pour la France. En este histórico emplazamiento romano encaramado en la colina de Monte Mario, el Papa Francisco se detuvo unos instantes en oración, con las manos unidas y los ojos cerrados, frente a algunas de ellas.

La guerra se come a las víctimas

Muchos son los pasos que damos cada día, ha dicho, «ante tantos acontecimientos históricos, tantas situaciones difíciles, tantos cementerios. Todos tendremos un último paso. Alguien puede decir: ‘Pero, padre, no sea tan lúgubre, no sea tan trágico’. Lo importante es que ese último paso nos encuentre en nuestro camino, no en un laberinto sin fin».

Mirando las tumbas de los muertos en la guerra, el Papa Francisco expresó un segundo pensamiento: «Estas personas son buenas, murieron en la guerra. Murieron porque fueron llamadas a defender su país, a defender valores, ideales y muchas otras veces a defender situaciones políticas tristes y lamentables».

«En el corazón de Dios está el nombre de todos nosotros»

El Papa recordó los Cementerios Militares que visitó en el pasado, siempre con motivo del 2 de noviembre: Anzio, en 2017, y Redipuglia, en 2014. A continuación, dirigió su pensamiento a los caídos y desaparecidos en el río Piave: “Muchos han quedado allí”, dijo, así como a las víctimas del desembarco de Normandía. «En el corazón de Dios está el nombre de todos nosotros, pero ésta es la tragedia de la guerra. Estoy seguro de que todos ellos están con el Señor. Pero nosotros ¿estamos en camino? ¿Luchamos lo suficiente para que no haya guerras, para que no haya una economía de países fortificados por las industrias armamentísticas?».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa