Coronavirus Santa Sede

El Papa Francisco alerta del riesgo de «viralizarnos» en este tiempo de pandemia

Este jueves, en la misa diaria en Santa Marta, el Papa Francisco ha querido tener unas palabras y pedir por las mujeres embarazadas en este tiempo de incertidumbre: «Quisiera que hoy rezáramos por las mujeres que están embarazadas, mujeres embarazadas que se convertirán en madres y están inquietas, preocupadas». El Santo Padre ha puesto palabras a sus pensamientos: «¿En qué mundo vivirá mi hijo?». Por eso, ha pedido por ellas, «para que recemos y el Señor les dé el coraje de seguir adelante con estos hijos con la confianza de que ciertamente será un mundo diferente, pero siempre será un mundo que el Señor amará tanto».

El Papa se ha centrado en su homilía en las relaciones personales en estos tiempos de pandemia: «nos comunicamos a través de los medios de comunicación, pero no estamos juntos, como es el caso de esta misa. Es una situación difícil en la que los fieles no pueden participar en las celebraciones y sólo pueden hacer la comunión espiritual». Un tiempo excepcional del que el Papa ha dicho que «tenemos que salir»  para volver a estar juntos «porque esto no es la Iglesia, sino una Iglesia que corre el riesgo de ser «viralizada»». Por todo esto, ha animado a todos a seguir pidiendo para que «el Señor nos enseñe esta intimidad con Él, esta familiaridad con Él pero en la Iglesia, con los Sacramentos, con el Pueblo fiel de Dios».

Además, el Pontífice ha recordado que Jesús nos invita, como a los apóstoles,  «a tirar las redes de nuevo, y ellos las llenaron las redes con peces». Es una escena que tiene lugar de forma natural, «porque los discípulos se habían familiarizado con Jesús. Nosotros los cristianos debemos crecer en esta familiaridad, que es personal pero comunitaria. Una familiaridad sin comunidad, sin Iglesia, sin los Sacramentos, es peligrosa, puede convertirse en una familiaridad gnóstica, separada del pueblo de Dios».

Print Friendly, PDF & Email