Santa Sede Última hora

El Papa Francisco a los periodistas: «Necesitamos medios de comunicación que puedan ayudar a las personas»

El Papa Francisco ha destacado la importancia que los medios de comunicación han tenido durante la pandemia de coronavirus como vehículo «para acercar a las personas, acortar las distancias, proveer la información necesaria y abrir las mentes y los corazones a la verdad». Así lo ha señalado en el mensaje que ha enviado a los miembros de la Asociación de Prensa Católica que están celebrando la Conferencia de Medios Católicos por primera vez de forma virtual desde hoy 30 de junio hasta el próximo 2 de julio 2020, con el título «Juntos mientras estamos separados».

Construir puentes

En su mensaje, el pontífice ha destacado que «necesitamos medios de comunicación capaces de construir puentes, defender la vida y abatir los muros, visibles e invisibles, que impiden el diálogo sincero y la comunicación verdadera entre personas y comunidades».
El Papa ha querdio invitar a los medios a «ayudar a las personas, especialmente a los jóvenes, a distinguir el bien del mal; a desarrollar juicios sólidos basados en una presentación clara e imparcial de los hechos; y a comprender la importancia de trabajar por la justicia, la concordia social y el respeto a nuestra casa común».
Porque según ha expresado «necesitamos hombres y mujeres con sólidos valores» que protejan la comunicación «de todo lo que puede distorsionarla o desviarla hacia otros propósitos».

«Ser signo de unidad»

Por ello, el Papa ha pedido a periodistas y comunicadores «a permanecer unidos y ser signo de unidad». Los medios de comunicación «pueden ser grandes o pequeños, pero en la Iglesia estas no son categorías importantes».
La comunicación «no es meramente una cuestión de competencia profesional», ha matizado en el mensaje. «Un verdadero comunicador se dedica completamente al bien de los demás en todos los niveles, desde la vida de cada persona a la vida de toda la familia humana. No podemos comunicar verdaderamente si no nos involucramos personalmente, si no podemos testimoniar personalmente la verdad del mensaje que transmitimos».

Print Friendly, PDF & Email