Revista Ecclesia » El Papa Francisco a los Dehonianos: “Jesús pide que lleven su misericordia a los más necesitados”

El Papa Francisco a los Dehonianos: “Jesús pide que lleven su misericordia a los más necesitados”

A los Dehonianos: “Jesús pide que lleven su misericordia a los más necesitados”

El Santo Padre ha recibido esta mañana en la Sala del Consistorio a ciento veinte participantes en el Capítulo General de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Dehonianos) cuyo tema ha sido ”Misericordiosos, en comunidad, con los pobres”. Francisco ha aprovechado la oportunidad para expresar sus mejores deseos al nuevo Superior General, el padre Heiner Wilmer, y saludar a todos los Dehonianos que trabajan ” a menudo en condiciones difíciles en diversas partes del mundo”.

 

El Santo Padre ha recibido esta mañana en la Sala del Consistorio a ciento veinte participantes en el Capítulo General de los Sacerdotes del Sagrado Corazón de Jesús (Dehonianos) cuyo tema ha sido ”Misericordiosos, en comunidad, con los pobres”. Francisco ha aprovechado la oportunidad para expresar sus mejores deseos al nuevo Superior General, el padre Heiner Wilmer, y saludar a todos los Dehonianos que trabajan ” a menudo en condiciones difíciles en diversas partes del mundo”.

”La vida religiosa está indicada como vida plenamente evangélica, ya que pone en práctica las bienaventuranzas -señaló el Papa- Por lo tanto, como religiosos, estáis llamados a ser misericordiosos. Se trata, ante todo, de vivir en profunda comunión con Dios en la oración, en la meditación de la Sagrada Escritura, en la celebración de la Eucaristía, de modo que toda nuestra vida sea un camino de crecimiento en la misericordia de Dios. En la medida en que nos damos cuenta del amor gratuito del Señor y lo acogemos en nosotros también crece nuestra sensibilidad, nuestra comprensión y nuestra bondad con las personas que nos rodean”.

La vida religiosa es también ”una convivencia de creyentes que se sienten amados por Dios y que intentan amarlo… En la experiencia de la misericordia de Dios y de su amor encontraréis también el punto de armonización de vuestras comunidades. Esto implica el compromiso de saborear más y más la misericordia que los hermanos os demuestran y darles la riqueza de vuestra misericordia”, dijo el Obispo de Roma a los Dehonianos, recordando a este respecto el ejemplo de su fundador el Padre Leon Dehon (1843-1925).

”La misericordia es la palabra que sintetiza el Evangelio, podríamos decir que es el “rostro” de Cristo, el rostro que mostraba cuando salía al encuentro de todos, cuando curaba a los enfermos, cuando se sentaba a la mesa con los pecadores, y sobre todo cuando, clavado en la cruz, perdonó: ahí tenemos el rostro de la misericordia divina. Y el Señor os llama a ser “canales” de este amor en primer lugar con los últimos, con los más pobres, que son los privilegiados ante sus ojos. Dejáos interpelar continuamente por las situaciones de fragilidad y de pobreza con las que entráis en contacto, y tratad de ofrecer de manera adecuada el testimonio de caridad que el Espíritu infunde en vuestros corazones. La misericordia -concluyó el Santo Padre- os permitirá abriros con prontitud a las necesidades actuales y estar presentes en los nuevo areópagos de la evangelización, dando prioridad, incluso si esto implica sacrificios, a la apertura a esas realidades de extrema necesidad, sintomáticas de las enfermedades de la sociedad actual”.

Ciudad del Vaticano, 5 de junio 2015 (VIS).-



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada mes, en tu casa

Últimas entradas