Especiales Ecclesia Viaje Papa Francisco México

El Papa en México: el Papa Francisco pide a los niños no dejarse pisotear por nadie

El Papa en México: el Papa Francisco pide a los niños no dejarse pisotear por nadie

– En un alegre y emotivo acto, el Papa se reunió en la Catedral de Morelia con seiscientos niños provenientes de las parroquias locales y las diócesis aledañas.

El martes 16 de febrero, alrededor de las tres de la tarde, el Papa Francisco llegó a la Catedral de Morelia, en compañía del Arzobispo local, Card. Alberto Suárez Inda, para reunirse con centenares de niños, quienes lo recibieron gustosos e inquietos, con cantos, gritos y aplausos espontáneos.

Al arribar a la Catedral, el Santo Padre tuvo un breve encuentro con 14 rectores de universidades mexicanas y con seis ministros de cultos distintos; posteriormente, dialogó con los padres canónigos, para luego dirigirse al fin a su encuentro con los seiscientos niños del Catecismo, que lo aguardaban desde temprana hora en compañía de sus catequistas. Al llegar a la nave central del recinto, saludó a la niña originaria de Michoacán que fue curada milagrosamente por la intercesión del beato José Sánchez del Río, cuya canonización se encuentra actualmente en proceso en la Santa Sede; y después se colocó frente a todos los menores para ofrecerles su  mensaje.

Así, el Papa Francisco, frente a los cientos de niños provenientes de las parroquias locales y las diócesis aledañas, pidió a Jesús por ellos, para que los haga crecer con mucho amor, a fin de que puedan ser cristianos en serio, para que cumplan los mandamientos que Él les dio: amor a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como Él nos amo. “Le voy a pedir también a la Virgen que nos cuide, que nos bendiga. Cada uno piense en su corazón, en la familia que tiene, en los amigos; y más si están peleados con uno, piensen en él y pidan a la Virgen que lo proteja, porque la vida no es linda con enemigos. También pidamos por todas las personas que nos ayudan: monjas, sacerdotes, maestros. Así como una bendición muy especial para mamá, para papá y para los abuelos”.

Después de su mensaje a los niños, como es su costumbre, el Santo Padre saludó y besó a los menores enfermos, quienes estaban situados en la parte delantera de la nave central, y tras este gesto de amor y misericordia, se dirigió a la parte del inmueble donde se hallaba instalado el Coro Monumental de Morelia. “Nosotros somos un coro muy versátil –dijo una niña al Papa a manera de presentación–, porque además de que cantamos, componemos; y en esta ocasión hemos hecho una canción con mucho amor, cariño y pasión, que ahora le dedicamos”.

Tras escuchar el canto que interpretó para él el Coro Monumental de Morelia, el Papa felicitó a todos los integrantes. “Los felicito en serio; el arte, el deporte, ensanchan el alma, hacen crecer bien, no aplastan la vida. Sigan siendo creativos, busquen la belleza, las cosas que duran para siempre. ¡Y nunca, pero nunca, se dejen pisotear por nadie!

Tras pedir a los pequeños músicos que no se olvidaran de rezar por él, y que de vez en cuando le cantar una canción aunque estuviera lejos, el Santo Padre salió de la Catedral para encontrarse con el Presidente Municipal de Morelia, Alonso Jesús Martínez Alcázar, quien, acompañado por su familia, le entregó las “Llaves de la Ciudad”. Así, el Sumo Pontífice abandonó el recinto acompañado por el repiqueteo de las campanas, para dirigirse al estadio José María Morelos y Pavón, donde sostendrá un encuentro con jóvenes.

Fuente: Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
Print Friendly, PDF & Email