Revista Ecclesia » Clausura del Congreso Eucarístico en Budapest: «Eucaristía significa acción de gracias»
Papa Budapest Misa
Destacada Internacional Santa Sede Última hora

Clausura del Congreso Eucarístico en Budapest: «Eucaristía significa acción de gracias»

Eucaristía significa «acción de gracias». Este ha sido el mensaje sobre el que ha versado la homilía del Papa Francisco en la celebración de la Santa Misa de clausura del 52º Congreso Eucarístico Internacional, que se ha estado celebrando estos días en Budapest.

La plaza de los Héroes ha congregado a multitud de fieles húngaros y ha acogido la Eucaristía en la que el Pontífice ha buscado interpelar a los presentes advirtiendo «que el camino Cristiano no es una búsqueda del éxito, sino sentirnos un solo cuerpo y partirnos por los demás»

El Santo Padre ha querido saludar especialmente  al Patriarca Bartolomé, «hermano que nos honra con su presencia», y ha continuado los saludos dirigiéndose «a mis amados hermanos obispos, a los sacerdotes, a los consagrados y consagradas, y a todos los queridos fieles».

Durante sus palabras, el Papa ha expresado su deseo que se une al himno que ha acompañado el Congreso: «Durante mil años la cruz fue columna de tu salvación, que también ahora la señal de Cristo sea para ti la promesa de un futuro mejor».

Por eso, el Papa ha pedido «que la cruz sea vuestro puente entre el pasado y el futuro. El sentimiento religioso es la savia de esta nación, tan unida a sus raíces. Pero la cruz, plantada en la tierra, además de invitarnos a enraizarnos bien, eleva y extiende sus brazos hacia todos; exhorta a mantener firmes las raíces, pero sin encerrarse; a recurrir a las fuentes, abriéndose a los sedientos de nuestro tiempo».

De esta forma, ha invitado a todos a ser «fundamentados y abiertos, arraigados y respetuosos». Una actitud que nos lleve «a anunciar con la vida el Evangelio liberador de la ternura sin límites que Dios tiene por cada uno».

En la carestía de amor de hoy, «es el alimento que el hombre espera», ha expresado.

Dos nuevos beatos testigos del Evangelio

Además, el Papa ha recordado que en Varsovia, dos testigos del Evangelio son proclamados beatos: el cardenal Esteban Wyszyński e Isabel Czacka, fundadora de las Hermanas Franciscanas Siervas de la Cruz.

«Dos figuras que conocieron de cerca la cruz: el Primado de Polonia, arrestado y segregado, fue siempre un pastor valiente según el corazón de Cristo, heraldo de la libertad y de la dignidad del hombre; sor Isabel, que perdió la vista muy joven, dedicó toda su vida a ayudar a los ciegos», ha dicho.

Que el ejemplo de los nuevos beatos, ha dicho, «nos estimule a transformar las tinieblas en luz con la fuerza del amor. Para finalizar rezamos el Ángelus, en este día en que veneramos el santísimo nombre de María. Antiguamente, por respeto, ustedes húngaros no pronunciaban el nombre de María, pero la llamaban con el mismo título honorífico utilizado para la reina. Que la “Beata Reina, vuestra antigua patrona” los acompañe y los bendiga», ha concluido.

Isten, áldd meg a magyart! [¡Que Dios bendiga a los húngaros!]

Por último, el Papa ha impartido la bendición, «desde esta gran ciudad, que quiere llegar a todos, en particular a los niños y a los jóvenes, a los ancianos y a los enfermos, a los pobres y a los excluidos. Con ustedes y para ustedes digo: Isten, áldd meg a magyart! [¡Que Dios bendiga a los húngaros!]».



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa