Revista Ecclesia » El Papa en la audiencia general: «No nos dejemos vencer por el cansancio»
Destacada Santa Sede Última hora

El Papa en la audiencia general: «No nos dejemos vencer por el cansancio»

Esta mañana el Papa Francisco ha concluido su ciclo de catequesis centradas en las enseñanzas de san Pablo y lo ha hecho con una recomendación: que «no nos dejemos vencer por el cansancio para hacer el bien», para lo que «debemos siempre confiar en que el Espíritu Santo viene siempre en nuestra ayuda y nos concede el apoyo que necesitamos en los momentos de debilidad».

Durante la audiencia general, Francisco ha recordado que el apóstol, que en sus escritos a los gálatas nos ha hablado «como evangelizador, como teólogo y como pastor», «ha defendido la libertad traída por Cristo con una pasión que aún hoy conmueve». «Reiteró a los creyentes con valentía que la libertad no equivale en absoluto a libertinaje, ni conduce a formas de presuntuosa autosuficiencia. Al contrario —ha dicho—, Pablo puso la libertad a la sombra del amor y estableció su coherente ejercicio en el servicio de la caridad. Toda esta visión fue puesta en el horizonte de la vida según el Espíritu Santo».

A este respecto, el Pontífice aseguró que «la tentación es siempre la de volver atrás para estar más seguros, volver solo a la Ley descuidando la vida nueva del Espíritu», sin embargo, insistió en que «una definición de los cristianos, que está en la Escritura, dice que nosotros cristianos no somos gente que vuelve atrás».

En su encuentro con los fieles, el Pontífice ha advertido de que al finalizar este itinerario de catequesis «puede nacer en nosotros una doble actitud». Por un lado el «entusiasmo», sintiéndonos «impulsados a seguir en seguida el camino de la libertad, a caminar según el Espíritu». Y por otro lado, la consciencia de nuestros propios límites «porque tocamos con la mano cada día lo difícil que es ser dóciles al Espíritu». «De ahí —ha explicado— puede surgir el cansancio que frene ese entusiasmo».

Sin embargo, cuando esto sucede, el Papa aconseja hacer como los apóstoles en la tempestad: «despertar a Cristo que está dormido. Despertar a Cristo en nuestro corazón porque así podremos contemplar con su mirada, puesto que Él ve más allá de la tormenta».

Por ello, Francisco invitó a los fieles reunidos en el aula Pablo VI a «aprender a invocar más a menudo al Espíritu Santo. Podemos hacerlo con palabras sencillas, en los diferentes momentos del día». Y ha insistido en que «con la presencia del Espíritu nosotros salvaguardamos la libertad. Seremos cristianos libres, no apegados al pasado en el sentido negativo de la palabra, no encadenados a prácticas, sino libres de libertad cristiana, la que nos hace madurar. Esta oración nos ayudará a caminar en el Espíritu, en la libertad y en la alegría, porque cuando viene el Espíritu Santo viene la verdadera alegría», ha concluido.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa