Revista Ecclesia » El Papa en el Ángelus de hoy: «He sentido su cercanía y el apoyo de sus oraciones, gracias de todo corazón»
Destacada Noticias Santa Sede Última hora

El Papa en el Ángelus de hoy: «He sentido su cercanía y el apoyo de sus oraciones, gracias de todo corazón»

El Papa Francisco ha realizado esta mañana el rezo del Ángelus desde la 10ª planta del Hospital Universitario Agostino Gemelli. La mejoría del Santo Padre sigue su curso y se le ha podido ver muy agradecido con todas las muestras de cariño que ha recibido en los últimos días.

En su intervención, el Papa ha comenzado diciendo que “estoy muy contento de mantener la cita dominical del Ángelus, también desde aquí. Les doy las gracias a todos, he sentido su cercanía y el apoyo de sus oraciones, gracias de todo corazón”.

En lo referente al Evangelio, el Santo Padre nos dice que “hoy narra que los discípulos de Jesús ungían con aceite a muchos enfermos y los curaba. Este aceite es la cercanía y la atención de quien cuida a las personas enfermas. Un cuidado que calma el dolor y anima. Tarde o temprano todos necesitamos esta unción y todos podemos dársela a alguien”.

Francisco ha continuado afirmando que “es importante un buen servicio sanitario y accesible para todos. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos. No podemos perder este bien tan preciado. Cuando una institución sanitaria no va bien económicamente se nos viene a la mente venderla, hay que dar servicio siempre gratuito y salvarlo. Quiero expresar mi aliento a los médicos y a todos los miembros del personal sanitario. Recemos por todos los enfermos”.

El Papa ha aparecido en la décima planta del Gemelli acompañado de niños enfermos y ha comentado que “aquí hay algunos niños enfermos, ¿por qué sufren los niños? Es una pregunta que toca el corazón. Recemos por todos los enfermos especialmente por los que se encuentran en condiciones más difíciles. Que reciban la atención desde el cariño y el cuidado. Pidamos la intercesión de nuestra Madre María”.

En el tramo final de su intervención, el Santo Padre ha declarado que “en los últimos días mi oración ha estado dirigida hacia Haití. Me uno a la llamada de los obispos del país. Estoy cercano al pueblo haitiano y oro para que cese la violencia y se construya un futuro con el camino de la paz”.

Ha seguido comentando que “oro por la gente que tiene en el mar el sostén de su trabajo. Oro también por mantener la salud de los océanos y el mar. Recuerdo y bendigo a todos aquellos que participan en el peregrinaje al santuario de Polonia. Recordamos también al sagrado patrón de Europa san Benedicto, saludo a los y las benedictinos. Que se mantengan siempre a sus valores de fundación”.

El Papa ha finalizado su intervención arengando a los fieles a que “no se olviden de orar por mi”.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa