Santa Sede Última hora

El Papa dona 25.000 euros al Programa Mundial de Alimentos

Según indica la Santa Sede, el Papa dona 25.000 euros al Programa Mundial de Alimentos para la emergencia de COVID-19 «como un signo más de preocupación ante la actual emergencia». Es un gesto de solidaridad «tras la creciente preocupación por la propagación de la infección por el coronavirus (COVID-19) a nivel mundial» que el Santo Padre ha hecho a través del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral y en colaboración con el representante permanente de la Santa Sede ante la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos.

Solidaridad del Papa

En particular, esta suma simbólica es «una expresión inmediata del sentimiento de cercanía del Santo Padre a las personas afectadas por la pandemia y a quienes prestan servicios esenciales en favor de los pobres y de las personas más débiles y vulnerables de nuestra sociedad», expresa el portavoz del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral. Son muchos los gestos de preocupación y solidaridad del Santo Padre con las personas afectadas por la pandemia en todo el mundo: Sin ir más lejos, el pasado 25 de junio, donó 2.500 test para detectar la COVID-19 al Ministerio de Salud de Gaza a través de la Congregación para las Iglesias Orientales.

Asimismo, viene a ser en un «gesto paternal de aliento a la labor humanitaria de la Organización y a otros países que, en esta época de crisis, desean sumarse a las formas de apoyo al desarrollo integral y a la salud pública, y combatir la inestabilidad social, la falta de seguridad alimentaria, el creciente desempleo y el colapso de los sistemas económicos de las naciones más vulnerables», aclaran.

Récord de personas ayudadas

Para hacer frente a la creciente ola de hambre, el Programa Mundial de Alimentos está llevando a cabo la «mayor respuesta humanitaria de su historia», aseguran en su portal de información, aumentando la cantidad de personas a las que ayuda hasta 138 millones desde un récord de 97 millones en 2019. Sin embargo, insisten en que «se necesita urgentemente una financiación sostenida» para responder a las consecuencias inmediatas de la pandemia en los más vulnerables, y apoyar a los gobiernos y socios a frenar la propagación de la enfermedad y enfrentar los efectos de la pandemia. El Programa Mundial está pidiendo 4.900 millones de dólares para su trabajo de salvar vidas en 83 países en los próximos seis meses.

Print Friendly, PDF & Email