Revista Ecclesia » El Papa denuncia en la audiencia general las esclavitudes de la sociedad
El Papa denuncia las esclavitudes de la sociedad actual durante la audiencia general
Destacada Santa Sede Última hora

El Papa denuncia en la audiencia general las esclavitudes de la sociedad

El Aula Pablo VI ha acogido una vez la audiencia general del Papa Francisco, quien ha continuado con su ciclo de catequesis dedicadas a profundizar en las cartas de Pablo a los Gálatas. Durante su intervención, Francisco ha querido destacar, por un lado, el carácter revolucionario de estas cartas, y por otro, la actualidad de las misas.

En este sentido ha denunciado las diferentes esclavitudes que aún hoy existen en nuestra sociedad y ha recordado que «hay una profunda unidad entre todos los bautizados, que va más allá de la condición cultural, social o religiosa, porque cada uno es una criatura nueva en Cristo».

Ni esclavo ni libre

Durante su alocución, Francisco ha subrayado que en sus cartas «Pablo afirma con gran audacia que la identidad recibida con el bautismo es una identidad tan nueva que prevalece sobre las diferencias que existen a nivel étnico-religioso: ya no hay judío ni griego; y también a nivel social: ni esclavo ni libre; ni hombre ni mujer».

«Esto lo podemos ver también hoy en día. Tanta gente en el mundo que no tienen derecho a comer, ni a la educación, ni al trabajo. Son los nuevos esclavos, son aquellos que están en las periferias y que son explotados por todo el mundo». Además, ha indicado que «la igualdad en cristo supera también las diferencias sociales entre sexos, estableciendo una igualdad entre hombres y mujeres revolucionaria en su día, y que hoy también hay que reafirmar». En la actualidad «hay una esclavitud de las mujeres porque no tienen las mismas oportunidades que los hombres».

El Papa ha insistido en que «cualquier distinción se convierte en secundaria respecto a la dignidad de ser hijos de Dios». «Todo lo que fomenta las diferencias entre las personas, causando a menudo discriminación, delante de Dios no tienen consistencia gracias a la salvación realizada en Cristo. Lo que cuenta —ha dicho— es la fe que opera siguiendo el camino de la unidad indicado por el Espíritu Santo».

Para finalizar, el Pontífice ha invitado a todos los cristianos a «caminar de manera decidida por el camino de la igualdad, pero la igualdad sostenida, que es la realizada por la redención de Jesús. Es nuestra responsabilidad», ha concluido.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa