Revista Ecclesia » El Papa convoca a la Iglesia a un «maratón de oraciones» por el fin de la pandemia
Papa Francisco oración fin pandemia
Destacada Santa Sede Última hora

El Papa convoca a la Iglesia a un «maratón de oraciones» por el fin de la pandemia

El Papa ha convocado una «maratón de oraciones» durante todo el mes de mayo, que involucrará especialmente a los santuarios de todo el mundo, para pedir por el fin de la pandemia de coronavirus. Así lo ha anunciado el Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización en un comunicado de prensa.

La iniciativa, dirigida a los fieles católicos, se estructura bajo el nombre «La iglesia hacía sin cesar oración a Dios» para que los fieles recen el rosario para invocar el fin de la pandemia. «Son treinta los santuarios representativos, distribuidos en todo el mundo, los que guiarán la oración mariana, que será trasmitida en directo en los canales oficiales de la Santa Sede a las 18.00h cada día», señala el comunicado.

Francisco será el encargado de abrir la oración del Rosario a nivel mundial el próximo 1 de mayo.

Covid-19, hace un año el Papa confió a Dios la humanidad

Fue el 27 de marzo de 2020 cuando Francisco rezó en una Plaza de San Pedro desierta. El mundo sabía desde hacía dos semanas que la covid-19 era una pandemia. Doce meses después, ese extraordinario momento de oración tiene más sentido que nunca. Un momento de oración que respondió a la pandemia del virus con la universalidad de la oración, la compasión y la ternura.
«Permanezcamos unidos. Hagamos sentir nuestra cercanía a las personas más solitarias y probadas. Nuestra cercanía a los médicos, al personal sanitario, a las enfermeras, a los voluntarios… Nuestra cercanía a las autoridades que deben tomar medidas duras, pero por nuestro propio bien. Nuestra cercanía a los policías, a los soldados que en la carretera siempre están tratando de mantener el orden, para que se cumplan las cosas que el gobierno pide que se hagan por el bien de todos nosotros. Proximidad a todo», decía el Papa.

Confianza en María

El año pasado, al inicio del mes de mayo, el Papa rezó el Rosario desde la gruta de la Virgen de Lourdes de los Jardines del Vaticano por el mundo golpeado por la pandemia de coronavirus en una cita espiritual a la que se unieron 47 santuarios católicos de todo el mundo conectados en directo a través de una gran pantalla.

El Rosario mundial fue convocado para pedir la ayuda y el consuelo de la Santísima Virgen María durante la pandemia del coronavirus. «Consuela a quienes lloran la pérdida de los suyos, a veces sepultados de un modo que hiere el alma. Sostiene a los que están angustiados por sus familiares enfermos. Llena de fe a los que temen las consecuencias de la pandemia sobre su trabajo», imploró el Pontífice.



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa