Vatican City (Vatican City State (holy See)), 31/01/2020.- A handout picture provided by the Vatican Media shows Pope Francis (L) with Argentina's President Alberto Fernandez (R) during a private audience at the Vatican, 31 January 2020. (Papa) EFE/EPA/VATICAN MEDIA HANDOUT HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES
Santa Sede

El Papa conversa con Alberto Fernández sobre pobreza y deuda económica

El Papa Francisco recibió hoy en el Vaticano al presidente argentino, Alberto Fernández, por primera vez como jefe de estado, en una audiencia que duró 42 minutos. Durante el encuentro, el nuevo mandatario argentino se reunió con el Pontífice, con el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, a quien acompañaba monseñor Mirosław Wachowski, subsecretario para las Relaciones con los Estados, ha informado la Oficina de Prensa Vaticana en un comunicado. Según esta nota, en las conversaciones examinaron la situación del país, con especial referencia a algunos problemas como la crisis económico-financiera, la lucha contra la pobreza, la corrupción y el narcotráfico, la promoción social y la protección de la vida desde su concepción. Tras la reunión, el mandatario argentino ofreció una rueda de prensa, en la que destacó lo mucho que se rieron juntos ambos líderes, aseguró que hablaron mucho sobre la pobreza en el país y apuntó que la deuda con el FMI fue una de las principales preocupaciones que estuvieron presentes en la conversación.

El viaje a Argentina, una cuenta pendiente de Jorge Bergoglio desde que se convirtió en Papa hace casi 7 años, no ha sido tratado durante el encuentro, informa el diario “La Nación”. Además, conversaron sobre la importante contribución de la Iglesia Católica en favor de toda la sociedad argentina, “especialmente de los sectores más vulnerables de la población”, señala el Vaticano. Horas después del final del encuentro, Fernández publicó en su cuenta de Twitter este mensaje: “Francisco significa mucho para mí, es un líder moral que me reencuentra con la mejor Iglesia. Además, tenemos preocupaciones en común, como la pobreza y el hambre que muchos argentinos padecen. Sé que contamos con su apoyo para atender esos problemas tan urgentes”.

Comitiva argentina

La agenda del presidente Fernández inició hoy en la Basílica de San Pedro, donde Mons. Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias celebró una misa en las llamadas catacumbas del Vaticano, debajo de la Basílica, lugar de los mausoleos de diversos pontífices. Poco después, a las 10 horas, en el Patio de ‘San Damián’ un piquete de la Guardia Suiza rindió honores al presidente argentino que bajaba de su auto acompañado por la primera dama Fabiola Yáñez, para su visita de Estado.

La comitiva estaba compuesta por diversos ministros, entre los cuales el canciller Felipe Solá; la ministra de Justicia, Marcela Losardo; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz; el secretario de Culto, Guillermo Oliveri; el jefe de Gabinete de Cancillería, Guillermo Chávez, y el vocero presidencial Juan Pablo Biondi.

Aborto en Argentina

La audiencia inició en un clima muy cordial en la biblioteca privada del Palacio Apostólico y siguió a puertas cerradas, para tratar diversos temas relacionados a la situación del país latinoamericano. Entre los temas espinosos existentes ha figurado el aborto, que es parte del programa del gobierno de Fernández, que contrasta con la posición de la Iglesia que defiende la vida desde la concepción hasta su término natural. La pobreza en Argentina ha sido también un tema de debate en la audiencia, y el apoyo que el país sudamericano pueda conseguir para negociar o dejar de pagar la deuda al Fondo Monetario Internacional. Siempre en el Vaticano, Fernández a continuación fue recibido por secretario de estado, el cardenal Pietro Parolin, quien fue nuncio en Venezuela durante varios años, y que se ocupa de los asuntos más concretos en las relaciones bilaterales de este Estado soberano.

“Imagen del Negro Manuel”

Al concluir la misma, en el intercambio de dones el presidente le regaló una artesanía de un centro de atención a diversamente hábiles: la Asociación Civil Granja Andardos; un libro con imágenes sobre las cafeterías y bares famosos de Buenos Aires; un atril con una pequeña cruz tallada; y un calendario color rosado ‘Ellas’, sobre la paridad, realizada por dicho centro. Por su parte Francisco le regaló una «Imagen del Negro Manuel», el esclavo que encontró la imagen de la Virgen de Luján. Y al entregarle una estatua artesanal con el tema de la Paz les dijo: «Les deseo que se vuelvan mensajeros de Paz». El Papa le escribió además una dedicatoria en la exhortación Christus Vivit, el mensaje de la Jornada Mundial de la Paz de este año, que indicó había firmado ayer. Y en un cierto momento también le leyó a Fernández, que se encontraba con su pareja, la «oración del buen humor» de santo Tomás Moro.

Reunión con Sergio Mattarella

Por la tarde el presidente argentino tiene una agenda muy intensa, en la que figura un encuentro con el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, y poco después con el presidente italiano Sergio Mattarella. Ayer jueves, poco después de aterrizar en el aeropuerto Leonardo Da Vinci, el presidente tuvo un encuentro con el estadounidense David Beasly, director ejecutivo del Programa Alimentario Mundial (WFP), el organismo de asistencia alimentaria de las Naciones Unidas con sede en Roma. Mañana sábado en cambio, el presidente Fernández tiene previsto encontrarse con otro dirigente de Naciones Unidas, el director de la FAO, el chino QU Dongyu. El viaje proseguirá el domingo en Berlín, donde Fernández se reunirá con la primer ministra Angela Merkel; el martes continuará a Madrid con el presidente del gobierno español Pedro Sánchez y el miércoles se reunirá con el presidente francés Emmanuel Macrón, siempre buscando apoyo para renegociar la deuda externa de su país.

Print Friendly, PDF & Email