Revista Ecclesia » El Papa a los Carmelitas Descalzos: «La escucha es la actitud fundamental del discípulo»
Santa Sede Última hora

El Papa a los Carmelitas Descalzos: «La escucha es la actitud fundamental del discípulo»

«La escucha es la actitud fundamental del discípulo, de quien se pone en la escuela de Jesús y quiere responder a lo que Él nos pide en este tiempo difícil pero siempre hermoso, porque es el tiempo de Dios». Así se lo ha dicho el Papa Francisco a  los Carmelitas Descalzos que participan en el Capítulo General.

El Papa ha saludado a todos los miembros de la familia carmelitana explicándoles que «lo que viene del Señor y lo que es contrario a él y, de este modo, responder, a partir del Evangelio, a los signos de los tiempos a través de los cuales el Señor de la historia nos habla y se revela».

El Santo Padre ha insistido en que la escucha, el discernimiento y el anuncio del Evangelio se realiza «tanto con las palabras como, sobre todo, con la vida».

La pandemia, una oportunidad para volver a lo esencial

«Esta crisis, si tiene algo de bueno -y ciertamente lo tiene- es precisamente para devolvernos a lo esencial, para no vivir distraídos con falsas certezas. Este contexto también es favorable para que examine el estado de salud de su Orden y alimente el fuego de sus orígenes», ha afirmado Francisco.

Ante los comentarios que anuncian el fin de la vida consagrada, el Papa puntualizó: «La vida consagrada forma parte de la Iglesia tal como la quiso Jesús y como el Espíritu la genera continuamente. Por ello, debemos evitar la tentación de preocuparnos por la supervivencia, en lugar de vivir plenamente acogiendo la gracia del presente, incluso con los riesgos que ello conlleva».

En Cristo, fieles al presente y libres y abiertos al futuro

«La vida carmelita es una respuesta a la sed del hombre contemporáneo, que en el fondo es una sed de Dios, una sed de lo eterno. Y está al abrigo de psicologismos, espiritualismos o falsas actualizaciones que esconden un espíritu de mundanidad». Sobre esto último, el Papa insistió: «por favor: cuidado con la mundanidad espiritual, que es el peor mal que le puede pasar a la Iglesia», que es muy sutil, se mete en nuestras vidas sin darnos cuenta.

 



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Cada semana, en tu casa