Revista Ecclesia » El Papa a la Asociación italiana de padres de familia de las escuelas católicas en Roma

El Papa a la Asociación italiana de padres de familia de las escuelas católicas en Roma

Papás y mamás: educadores católicos según el corazón de Misericordia de Dios y de la Iglesia, aliento del Papa

Reanudar pacto educativo y construir puentes, invitó el Papa a los padres de familia – ANSA (5-12-2015)

(RV).- Promover la educación católica: a la plenitud de la humanidad, inclusiva, integral, no ideológica, abierta a los auténticos valores humanos y cristianos, que favorezca la armonía de las diversidades, fueron algunas de las exhortaciones del Papa Francisco, con su cordial bienvenida a la Asociación italiana de padres de familia de las escuelas católicas, en el cuarenta aniversario de su fundación.

Papás y mamás, testimonios cristianos y puentes entre escuela y sociedad, sin olvidar nunca a los abuelos

Evocando a su amado predecesor, San Juan Pablo II, el Papa Francisco reiteró la importancia del ‘puente’ que debe haber entre escuela y sociedad y animó asimismo a los papás y mamás a perseverar en «su deber y derecho primario e irrenunciable de educar a sus hijos, ayudando en este sentido de forma positiva y constante al compromiso de las escuelas». Sin descartar a los abuelos, que son la memoria viva del pueblo y sin baratear nunca los valores humanos y cristianos, siendo testimonio de ellos en la familia, en la escuela y en la sociedad. Desafío nada fácil, dijo el Obispo de Roma, añadiendo que, «sin embargo, gracias a Dios, hay – en Italia y en el mundo – tantas experiencias positivas que se pueden conocer y compartir».

«Es el desafío que tienen aún hoy ante ustedes. Vuestra Asociación se pone al servicio de la escuela y de la familia, contribuyendo a la delicada tarea de construir puentes entre escuela y territorio, entre escuela y familia, entre escuela e instituciones civiles. Volver a poner en marcha el «pacto educativo», porque el «pacto educativo» se ha estropeado, se ha roto y debemos reanudarlo.

¡Construir puentes: no hay desafío más noble! Construir unión donde avanza la división, generar armonía cuando parece que prevalece la lógica de la exclusión y de la marginación.

Como asociación eclesial, ustedes toman del corazón mismo de la Iglesia, la abundancia de la misericordia, que hace de vuestra labor un servicio cotidiano a los demás».

(CdM – RV)



O si lo prefieres, regístrate en ECCLESIA para acceder de forma gratuita a nuestra revista en PDF

HAZME DE ECCLESIA

Añadir comentario

Haga clic aquí para publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cada semana, en tu casa